¿QUÉ PASA CON LA PLAYA?

     ¿Qué pasa con la playa? y ¿este año no hay manifestaciones?, son las preguntas que con mas frecuencia nos llegan a la Plataforma, y la verdad es que es mas fácil comprender el sentimiento de rabia e indignación de vecinos, propietarios y turistas que juran no volver a Oropesa del Mar en su vida, que tratar de explicar por qué el alcalde ha abandonado intencionadamente la playa de Marina D’Or y, como consecuencia, la de Morro de Gos y no exige en la Dirección General de Costas, como el resto de alcaldes, que se tomen medidas urgentes contra la recesión que padecen .

     La desaparición de la playa de les Amplàries, y el inicio del mismo desastre en la de Morro de Gos, es solo un ejemplo de la incompetencia en la gestión municipal del actual equipo de gobierno, que se encuentra anclado en la época feudal y es incapaz de abrirse y abrir a su pueblo al siglo XXI. Un ayuntamiento que incumple el 97% de puntos del Índice de Transparencia de Ayuntamientos (ITA), con un equipo de gobierno que dice ser del Partido Popular, y como tal se les votó, pero no han tenido escrúpulos en aliarse con la republicana atea y bolivariana edil de Si Se Puede Oropesa para seguir gobernando con el rodillo de la mayoría absoluta y asegurarse sus poltronas, que es lo único que les interesa, como a tantos que utilizan el partido exclusivamente para sus intereses particulares. Una gestión que dilapida el 95% de sus cerca de 20 millones de euros de ingresos en gastos fijos, sueldos, incentivos, dietas, personal temporal, plan de empleo, subvenciones, convenios, etc. Por cierto, planes de empleo que según la concejala de Si Se Puede Oropesa, hora aliada del PP de Oropesa del Mar,  siempre eran para los mismos, aunque ahora que ella ya es de “Los Mismos”, le sonará mejor esta nueva música. Un gobierno municipal que tiene alergia a la participación ciudadana, sobre todo en la urbanización Marina D’Or, en donde no solo la priva de dotaciones municipales culturales, deportivas, sociales, etc, sino que trata de destruir cualquier atisbo de organización social vecinal, tratando de destruir en primera instancia, y de expropiar en segunda, el único punto de reunión vecinal levantado por ellos mismos, con sus cuotas, donaciones y participación masiva, y eso ¿por qué?, porque tienen miedo, tienen miedo a que el pueblo votante despierte de su sueño secular y se dé cuenta que no tienen ni ideas, ni proyectos, ni futuro para el pueblo, que no se puede vivir eternamente de las plusvalías, de las que ahora hay que devolver una buena parte por el ansia recaudatoria desmesurada que tiene este ayuntamiento, ni del IBI, que se revisará  la baja, que la mitad de ingresos llegan desde la urbanización Marina D’Or y están acabando con su turismo por el desastroso estado de la playa, y son miles de puestos de trabajos los que genera la urbanización Marina D’Or, directos e indirectos, que se cargarán por un cálculo exclusivamente electoral y un reparto de los gastos que está pidiendo urgentemente una auditoría independiente.

     ¿Y qué me dices de las manifestaciones?, pues que los políticos se las pasan por el arco del triunfo, porque con poco mas de 1.700 votos, una alianza con la extrema izquierda, y su ley mordaza, ya se han legitimado para protegerse de la protesta vecinal y olvidarse de los derechos de quienes dicen representar, “vocación de servicio público” lo llaman.

     Así vemos como este año, en Oropesa del Mar, las manifestaciones las están protagonizando los angustiosos gritos silenciosos de socorro que diariamente salen de la playa de Les Amplàries, que agoniza ante la indiferencia del gobierno municipal. Pero no hay mal que por bien no venga ni que cien años dure, y la Dirección General de Costas ya es consciente del lamentable estado de la playa y, aún en contra de los deseos de Alcalde y palmeros, probablemente pronto tengamos buenas noticias, y ya sabéis quién saldrá en la foto y enviará una nota de prensa, a no ser que piense que le pueda restar votos paras las próximas municipales y se invente una nueva fiesta, ya que el “pan y circo” funciona a las mil maravillas.

     Este año hubiera sido fácil reunir a muchos miles de vecinos y propietarios de las urbanizaciones de Marina D’Or y de Morro de Gos, y realizar una manifestación como jamás en la historia de Oropesa del Mar, porque los ánimos están mas que caldeados, pero no daremos al alcalde la satisfacción de tener otra oportunidad para despreciar de nuevo a propietarios y vecinos de Marian D’Or, mandando a las fuerzas del orden público a dar la cara, mientas él se esconde, o se va de viaje lejos de Oropesa del Mar.

     Necesitamos una regeneración no solo en la playa, sino también y con mayor urgencia en el ayuntamiento, con buenos gestores que miren realmente por el bien común y no en sus propios intereses. Si te crees capaz, con ganas de trabajar por y para Oropesa del Mar, sus playas, su turismo, su futuro laboral estable, su cultura, sus mayores y sus niños, únete al partido de los NO POLÍTICOS, el partido de los vecinos, únete a AVAM (Asociación Vecinal Amplàries), partido municipal independiente. Empadrónate, participa y vota buena gestión, transparencia, participación ciudadana y sentido común.

  PLATAFORMA  PLAYA  LES  AMPLÀRIES

El buen camino pasa por AVAM, está en tus manos