EXTRAORDINARIO

Desde que, a propuesta de la edil de “Si Se Puede Oropesa”, se aprobó que los concejales del ayuntamiento cobrarían por cada pleno, comisión,…, éstos han proliferado de forma extraordinariamente extraordinaria, aunque sus asuntos sean extraordinariamente ordinarios.

     Finalizó el año político 2016 el 20 de diciembre, con un Pleno Extraordinario que duró cinco minutos y en el que aprobaron unas cuantas actas, cinco minutitos para cobrar la ordinaria paga extraordinaria de Navidad. 290 € cada concejal sin sueldo municipal por cinco minutos sentados en el escaño, mas 242 € por sesión de junta, mas 96 € por cada comisión, mas desplazamientos, estancia, alimentación, cursos, jornadas, seminarios, etc. EXTRAORDINARIO.

     En los primeros cinco meses de 2017 se han celebrado seis plenos extraordinarios, alguno calificado como urgente, pero con asuntos nada urgentes cuyos temas perfectamente podrían haberse tratado en plenos ordinarios sin afectar absolutamente nada su resolución, pero claro, se sacrifican por la “vocación de servicio público” que tienen todos, perdiendo parte de su tiempo libre asistiendo a plenos extraordinarios, que no lo hacen por la pasta, aunque les paguen una pasta extraordinaria, que eso es lo de menos, lo hacen por el bien de su pueblo.

     El primero se celebró el 16 de enero, justo después de las vacaciones, 35 minutos de pleno para aprobar actas y bonificaciones a empresas, una ayudita para la cuesta de enero. El segundo, 26 de enero y hora y cuarto,  para justificar el alcalde su dejadez en los PAI’s de la Renegá y el Rajolar, echar balones fuera y culpar a la Generalitat por su incompetente gestión al dejar morir los dos planes. Pero no hay problema, el pueblo duerme y dinerito al bolsillo, que la cuesta de febrero también es dura. El tercero, 23 de febrero y 36 minutos, para justificar que, de nuevo por tercera vez y desidia o intereses, han dejado pasar el plazo para rescindir el contrato de suministro de agua con FACSA, y después del escándalo FACSA-PP se hace necesario anularlo, el alcalde de nuevo echa balones fuera, lo lleva al pleno, se aprueba fuera de plazo, ahora ya sabemos que FACSA denunciará al ayuntamiento, pero la responsabilidad de la dejadez ha pasado al pleno que lo aprobó, el alcalde dice “eso no es mío” y a otra desidia, mas dinerito “pal” bolsillo. El cuarto, 31 de marzo y una hora, para elevar las tasas de la escuela de verano, que se aprueba con un pequeño incremento, tan pequeño que el aumento total de la recaudación no cubrirá ni la quinta parte de lo gastado en comisiones, estudios y debate del tema en este pleno, ya va abultando el dinerito en el bolsillo. El quinto, 27 de abril y una calentita hora y media, con el desistimiento de las obras del polideportivo y la nueva biblioteca, la construcción de una incineradora de animales y el recurso de FACSA por haber denunciado el contrato fuera de plazo, pleno entretenido en donde se llamaron de todo, y claro ejemplo de la nefasta gestión municipal en Oropesa del Mar, pero bueno, mas dinerito al bolsillo, que es de lo que se trata, El sexto, 26 de mayo y una horita, para aprobar algún millón en modificaciones de crédito y aprobar la expropiación, o demolición, de la Biblioteca del Mar, ese nido de librepensadores independientes, que no se someten al alcalde y publican la inutilidad y desidia de la actual gestión municipal, pero seguimos llenando los bolsillos de dinerito fresco a costa de los incautos pagafantas del IBI, plusvalías, recogida de residuos urbanos, etc,. A estos plenos hay que añadir los tres ordinarios de los meses impares, que tampoco sirvieron para nada, bueno si, nueve buenos ingresos de dinerito al bolsillo.

     Un municipio de turismo de playa y sol, cuyos ingresos depende por encima del 90% del turismo, que tiene un auténtico problema en la playa en donde se genera el 50% de esos ingresos, la playa de Les Amplàries en la urbanización Marina D’Or, que está impracticable en mas de su tercera parte, con unos acantilados de arcilla roja inaccesibles que tiñen de marrón toda la playa y que invitamos a visitar a todos los políticos desde sus orillas, no desde la Senda de los Elefantes, ni desde el coche, como hace el alcalde, desde donde todo se ve muy bonito, con música y aire acondicionado, pero que ha convertido la zona en un turismo de sol y piscina, y para eso, la inmensa mayoría de españoles no necesitamos movernos ni cinco kilómetros, es muy difícil ganar un cliente y muy fácil perder cientos, para siempre. Ni una sola frase se ha dedicado en estos plenos a este grave problema. Por parte del PP, y el apoyo de la tránsfuga comunista  bolivariana de Si Se Puede, ya sabemos de su intención de destruir todo lo que puedan en Marina D’Or, pero del resto de grupos, PSOE, Ciudadanos y Compromìs, lo mejor que se puede decir de ellos en este asunto es que son unos IRRESPONSABLES, que miran para otro lado mientras calculan lo que se puede quemar el alcalde en este tema mientras ellos no pierden votos, porque no defienden esta parte de, también, su municipio, sin exigir a la Generalitat, a la Dirección General de Costas, al Gobierno de la Nación, y a las Direcciones de sus partidos políticos, un día sí y el otro también, que tomen medidas para evitar la muerte turística de Marina D’Or, a donde la están llevando los fundamentalistas de la turismofobia, en un intento de ocultar sus ineptitudes, falta de ideas de futuro, y miedo al progreso y avance de los tiempos.

PLATAFORMA PLAYA LES AMPLÀRIES

Vota AVAM, para que lo ordinario deje de ser extraordinario