Luz verde al paseo que unirá Morro de Gos con les Amplàries

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Paseo morro c2Fuente: El Periódico Mediterráneo

El pleno de ayer de Orpesa también aprobó el plan especial de reserva de suelo para realizar el paseo que conectará las playas Morro de Gos y les Amplàries, con los votos a favor de todos los grupos -PP, GIO, PSPV y Bloc- salvo la abstención del edil no adscrito. El concejal de Urbanismo, Tomás Fabregat, explicó que, tras unas largas negociaciones con los propietarios, se ha logrado la cesión parcial de estas parcelas “sin ningún tipo de coste económico para el Ayuntamiento”, puesto que el replanteamiento “respeta la volumetría”.

Estos terrenos privados, con unos 700 m2 de superficie, están situados junto al puente Chinchilla, frente al litoral orpesino.

Esta operación era imprescindible para poder realizar el proyecto y ejecutarlo, ya que así lo había establecido el Ministerio, según indicó el edil, definiendo por dónde tiene que transcurrir el bulevar. A partir de ahora ya se podrá proceder a la redacción de la obra, que tiene un presupuesto de siete millones de euros, aunque de momento no cuenta con financiación.

La zona afecta a parte de un espacio protegido de un humedal y una albufera en la que está prohibido construir, donde se contempla un parque público.

Además, Fabregat añadió que se está realizando en la actualidad otro proyecto distinto para la regeneración y conservación del litoral sur de les Amplàries, una zona donde el mar golpea fuerte y que registra más dificultades, “que se presentará dentro de pocos días al Ayuntamiento y tendremos que hacer un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente”. Por otro lado, Costas avanza en el estudio sobre las medidas necesarias para frenar la regresión del mar en todo el tramo comprendido entre Torre la Sal y Morro de Gos. H

Share and Enjoy

7 pensamientos en “Luz verde al paseo que unirá Morro de Gos con les Amplàries

  1. ¿Sabéis si han hecho algo para este verano en la “senda de los elefantes”?. Es una vergüenza de paseo. La última vez que fui estaba lleno de huellas, lo que es peligrosísimo porque si no tienes cuidado al pisar te tuerces un pie a menos que te descuides. ¿Esta gente cree que somos tontos y nos conformamos con esto? Ojalá saliera un partido alternativo que sacara de sus poltronas a los que están ahora. Si fuera así me empadrono ¡YA!
    Un saludo a todos

  2. Esta claro que de momento al ayuntamiento sólo le interesa la empresa marina d’Or no los ciudadanos, quieren atraer turistas para que funcione el aeropuerto y vengan aviones.
    A los ciudadanos que les den. Del presupuesto desbloqueado se lo lleva casi todo la empresa, el paseo Marítimo para el entorno de la empresa y el arreglo de playa hay que arreglar urgente el trozo de marina d’Or. Anda y que le den al alcalde, al gobierno y a la empresa….nosotros somos los ciudadanos

  3. Buenos días: habrá que hacer un seguimiento exhaustivo sobre los acuerdos alcanzados por los distintos grupos políticos para la construcción del ansiado paseo que una Morro de Gos con Les Amplaries. Por el plano que acompaña al escrito, mi incapacidad para descifrarlo, no me permite discernir el alcance real del mismo. Les Amplaries es el “todo” y no sé si el proyecto del paseo abarcará el recorrido en su totalidad, ¿hasta Torre la Sal?, o constituirá “un parche” y tan solo llegará hasta la zona del balneario de Marina dÓr. En fin, insisto en que por “C1 y C2” no entiendo nada. 7.000.000 millones de euros parece una pasta importante para hacer algo digno que realce nuestra depauperada e ignorada Ciudad de Vacaciones. Esperemos que dentro de las evidentes limitaciones del espacio y respetando la normativa vigente sobre márgenes, el ingenio y la sabiduría de los técnicos encargados de llevar a cabo la construcción del susodicho paseo, hagan honor al rimbombante nombre de Paseo Marítimo y no un sucedáneo del barrizal del “que disfrutamos” en la actualidad, un auténtico bodrio. El acuerdo está lleno de buenas intenciones, pero falta lo más importante: no hay financiación “de momento” para llevar a cabo la construcción del bulevar, y aquí puede “habitar la trampa” que origine que se eternice sine die la realización del mismo.

    Por otra parte, se multiplican los estudios para frenar la regresión del mar entre Torre la Sal y Morro de Gos: “y van… trotocientos”. Está claro que nuestro tronador pero minoritario mensaje llega a las instancias pertinentes (Costa, Medioambiente, Ayuntamiento). Lástima que nos enredemos en “guerras fratricidas” que en nada favorecen nuestras legítimas reivindicaciones. Sueño con que llegue el día en que la unión de todos damnificados de Les Amplaries, truene como una “sola voz”, dentro las razonables y necesarias discrepancias, y retumbe ensordecedora en los cimientos de nuestros “angelicales y anestesiados” funcionarios públicos. Ese día será un volcán en erupción y, entonces sí, nuestros “servidores públicos” tendrán que arremangarse y velar por los intereses de quienes les mantienen en sus poltronas y cumplirán con la función pública encomendada. Ese día, lamentablemente, lo veo lejano todavía y mucho tiene que ver la supina ignorancia de los afectados, muy pendientes del varapalo que se ha llevado España ante Holanda, pero poco proclives a comprometerse en una causa tan hermosa como la emprendida por este movimiento cívico llamado Plataforma/Cooperativa.
    Me voy a oxigenar el cerebro con mi mujer a la calle, lo necesito como agua de mayo.
    Saludos a todos y “feliz Domingo”.

    Martín.

    • C1 y C2 según el dibujo comprenden la zona desde donde termina el actual paseo de Morro de Gos hasta el río Chinchilla (que es lo morado en el dibujo). Hasta Torre la Sal nada de nada, la mejora llega hasta los hoteles solamente.

      • De estar en lo cierto Tania, y parece decirlo con mucha convicción, en Marina dÓr perdura el sistema de castas, algo atribuible a sociedades subdesarrolladas o cerradas, verbigracia, las áreas rurales, pero también en grandes núcleos de población o ciudades (véase como se agrupan los nuevos ricos en urbanizaciones prohibitivas para el resto de los humanos). Un caso ilustrativo de la estratificación social en función del linaje, generalmente hereditario, lo encontramos en la nobleza medieval. En absoluto se ha erradicado en nuestros días estás sectarias e injustas (por inhumanas) formas de convivencia. El disfraz del cinismo, empero, en una sociedad tremendamente antisocial por la cultura del individualismo que nos han inoculado desde la más tierna infancia, nos permite sentirnos “en paz con nosotros mismos” cuando pasamos delante de un mendigo que implora caridad en una parada de metro y al que, si le prestas un mínimo de atención, le faltan las dos piernas, cuando no, para completar el puzzle, también un ojo. Apestados sociales, que ya no les permiten ni dormir en la p… calle porque afean “el decorado pastoril del entorno, donde “la abundancia” cuelga de los grandes almacenes con “un astro” del balón con sonrisa Profident, invitándote a comprar una zapatillas Nike por el módico precio de 160 euros. Los herederos de las castas decimonónicas en la actualidad, son los Jesús Ger de turno, bien arropados por Alcaldes como Rafael Albert y su séquito en ayuntamiento oropesino. A los que un día estuvimos ciegos y les adquirimos un apartamento con falsas promesas de una ciudad de lujo, acorde con el brutal precio desembolsado, como apestados sarnosos nos deja con unas playas y un paseo infecto, con la inestimable colaboración del ilustrísimo alcalde, señor Albert, y para que su hoteles no pierdan lustro, con la venia de sus majestades los “servidores públicos”, le adecentarán el entorno para que “su queridísima Marina dÓr, brille con todo su esplendor, bien entendido sea que me refiero a su “coto privado”, que de casta le viene al galgo.

        Mientras tanto, nos entretienen con la remontada de la “roja”, que para eso somos los campeones del mundo “del puntapié”.

        ¿Qué podemos hacer?. deshojamos la margarita: “Manifestación, sí; manifestación, no…” No tengo respuesta.

        A pesar de todo, Feliz lunes.

        Martín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *