Torreblanca ordena el derribo del bloque de Torrenostra desalojado

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Fuente: El Periódico Mediterráneo

TORREBLANCA DETERIORO URBANÍSTICO

El Ayuntamiento insta a los dueños del edificio Prado II a presentar el proyecto de demolición y ejecutarlo antes de finales de este año

Torrenostra Prado IIEl Ayuntamiento de Torreblanca ha ordenado a la comunidad de propietarios del bloque segundo del edificio Prados II de Torrenostra, desalojado en enero por riesgo de derrumbe, a demoler el inmueble y hacerlo antes de final de año. También les insta a presentar el proyecto de derribo en breve ya que, en caso contrario, el consistorio actuará de oficio, de forma subsidiaria y procederá a su demolición. Después, se les pasaría el coste de esta actuación, que tendrán que abonar.

Fuentes municipales confirmaron a Mediterráneo que el deterioro afecta no solo al segundo recinto, que consta de 24 viviendas, de esta urbanización sino a la piscina –con grietas considerables– y zonas ajardinadas, comunes al bloque I, que está indemne.

El pasado 18 de junio se inició el procedimiento de declaración de ruina del Prados II, tras la conclusión del estudio técnico realizado por el arquitecto contratado por la comunidad de propietarios, Carlos Guillamón, en donde concluía que la edificación “no era recuperable”. Este análisis se llevó a cabo durante los seis meses anteriores, desde que en diciembre del 2012 se detectaron las primeras grietas en los apartamentos de la finca, que alertaron a los inquilinos, indicó a este periódico Guillamón. “Entonces ya recomendé a los propietarios la ejecución del proyecto de derribo para que el Ayuntamiento no iniciara el expediente de ruina”, pero “es muy difícil poner de acuerdo a más de un centenar de personas con diferentes intereses”, matizó este experto.

El alcalde de la localidad, Juan Manuel Peraire, señaló por su parte que “los servicios técnicos se encargan de controlar la evolución del edificio afectado”.

RESPONSABILIDAD // El origen del deterioro quedó determinado por “un fallo generalizado de cimentación”, por lo que es ajeno a las condiciones del terreno en donde se construyó el bloque, pero habida cuenta que tiene 34 años de antigüedad, “la responsabilidad a que hubiera lugar ha quedado extinguida”, señaló el arquitecto.

El expediente de ruina recoge el plazo de seis meses para ejecutar la actuación, que debe estar concluida antes de final de año”, según fuentes municipales.

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *