¿OPTIMIZA LA PLATAFORMA/COOPERATIVA AMPLARIES LA GESTION DE LAS COMUNIDADES?

Fuente: Plataforma/Cooperativa Amplaries

Hace Unos días se ha celebrado la Asamblea Ordinaria del edificio Acapulco IV, el cual como muchos sabéis ha sido el caldo de cultivo de la Plataforma/Cooperativa Amplaries, además de precursor en las medidas a tomar para una eficaz gestión en el resto de comunidades asociadas.

013Verdaderamente, este edificio se ha convertido en ejemplo de gestión y funcionamiento, ya que desde hace dos años se vienen aplicando políticas de optimización, eficiencia y transparencia bajo el paraguas de la Plataforma/Cooperativa Amplaries.

Sus cuentas salen y cuadran a la perfección, y para muestra, bien vale un botón. Se ha publicado en la web corporativa www.acapulcocuatro.com  del edificio una comparativa de los últimos años, de los principales servicios contratados, que al fin y al cabo, son prácticamente clónicos en todos los edificios de la zona, aunque con resultados muy diversos. La optimización de este edificio es evidente, las gráficas no admiten discusión. El ahorro en los últimos años en estos servicios ha propiciado que los propietarios de este edificio hayan pasado en dos años, del peligro de las derramas a disponer de unos presupuestos holgados que les permiten invertir y renovar periódicamente las instalaciones.

Para observar la eficiencia de los servicios en Acapulco IV, es preciso darse una vuelta por el mismo y rápidamente nos damos cuenta de que la organización, orden, limpieza y funcionamiento es óptimo, recordar que este edificio tiene dos piscinas y 355 apartamentos, lo que añade un valor añadido a la buena gestión de su Junta de Gobierno y las empresas que trabajan en el.

La transparencia es y debe ser el caballo de batalla a reivindicar, ya que conocer las condiciones de los contratos y la fórmula de gestión, abre una puerta a la participación de los propietarios.

Incluso y a pesar de la independencia que supone el pertenecer a la Plataforma/Cooperativa, las negociaciones llevadas a cabo por la misma con los mejores proveedores de bienes y servicios, con precios muy ajustados, ha permitido en poco tiempo este nivel de calidad y optimización a esta y otras comunidades, impensable hasta ahora en Marina d’Or.

¡¡¡ Enhorabuena, vecinos de Acapulco IV ¡¡¡

12 pensamientos en “¿OPTIMIZA LA PLATAFORMA/COOPERATIVA AMPLARIES LA GESTION DE LAS COMUNIDADES?

  1. Buenos días: finalmente nos quedamos en Madrid, he perdido la fianza del apartamento que alquilé en Cádiz porque no puedo arriesgarme a recorrerme cerca de 700 kilómetros, si soy llamado de nuevo por el problema laboral que me ha surgido, como ya me sucedió desde Montilla (Córdoba) y el asunto está lejos de solucionarse y tiene mucho que ver con la integridad y la ética (precisamente de lo que profusamente estamos hablando en este foro) y es algo que, bajo ningún concepto, voy a permitir que me salpique, pues nada tengo que ocultar. En fin, espero que el próximo día 18 de agosto, fecha en que tenemos previsto trasladarnos a Marina dÓr, todo esté aclarado y que cada uno quede en el lugar que le corresponde. Mientras tanto aquí en Madrid, en agosto, se respira mucha tranquilidad, y si sabes sacarle partido a la situación, puedes encontrar ese sosiego que no te permite el estrés al que, ineluctablemente, estás sometido cuando te enfrentas a los múltiples problemas que se presentan en la actividad laboral.

    Pero no era de esto de que quería hablar, sino del apoyo que precisa en estos momentos nuestro presidente Martín García. Y lo manifiesto sin ambages, a pesar de que mi sentido de la responsabilidad me hace ser cauto a la hora de tocar este espinoso y encarnizado asunto que ha originado Ángel de la Rosa con su crítico discurso sobre el nuevo Consejo Rector de la Plataforma/Cooperativa y apuntando a la yugular de nuestro presidente Martín García. Por decencia y por vergüenza torera escucho a todo el mundo y no seré yo quien sin pruebas acuse o desautorice a nadie. De ahí mis ¿contradictorios? escritos anteriores. Dicho lo cual, y como al final hay que mojarse y tomar partido y, valga la redundancia, tengo un alto concepto de Martín García que jamás me ha decepcionado y es hombre discreto y trabajador infatigable y de recto proceder (todo te lo aclara con coherencia, pero huye de los foros multitudinarios donde todo se tergiversa y donde es muy fácil calumniar desde el anonimato más vil, como ha quedado demostrado en esta web. A él le gusta expresarse en las Juntas de Vecinos o de presidentes, como quedó demostrado en la primera Junta General de Socios celebrada el pasado mes de Julio. Los “escasos” propietarios que asistimos, lamentablemente, tuvimos la ocasión de escuchar a un hombre entregado a un proyecto y a una causa en la que cree a pie juntilla, dejando hablar y respondiendo con conocimiento de causa a cada una de las preguntas que se le hacían, por azarosas que fueren y con esa serenidad envidiable que solo posen las personas sanas de espíritu.

    Por todas estas cosas y por esa prudencia que te caracteriza, aún cuando te lanzan dardos envenenados para zaherirte, te doy las gracias públicamente y te extiendo mi mano amiga y mi colaboración desinteresada. Estoy contigo, amigo, a estas alturas sé distinguir (los palos que me ha dado la vida me han enseñado), entre las personas con mayúsculas y los personajillos que aspiran a ensuciar con un discurso carente de higiene cívica (yo los he padecido en mis propias carnes) el buen nombre de las personas. Ángel, este alegato no va dirigido a ti personalmente. No te puedo juzgar por carecer de información sobre tus palabras vertidas en el artículo que has publicado y en el que dejabas en muy mal lugar a Martín García. Sólo pretendo manifestar mi apoyo incondicional a una persona que a fecha de hoy no me ha decepcionado en absoluto y merece toda mi confianza y respeto.

    Un abrazo tocayo.

    Martín.

  2. Ángel me llamó y, evidentemente, le escuché. Fue para darme las gracias por ser neutral y “argumentarme sus postulados” y a bien que lo hizo con mi venia como no podía ser de otra forma. Obviamente se refería al primer escrito, y el más crítico, (el segundo que aparece en esta web)l estaba pendiente de moderación y, consecuentemente, no había sido publicado todavía. Así se lo hice saber. Como rectificar es de sabios y el derecho a la contradicción es universal, reconozco que me precipité al, de alguna forma, descalificarle, por mucho cuidado que pusiera en la dicción. Me explico: su discurso fue coherente y estructurado y en la línea que le caracteriza. Me habló de patear el mercado global y puso como ejemplo el ahorro en la póliza de seguro, como queda reflejado en su crítico e inesperado escrito de marras. Piensa, y hay que respetarle, si su crítica se circunscribe al noble propósito del bien común y no a otros intereses menos honorables, y en lo que alcanza mi sabiduría y mi escaso conocimiento de lo que se cuece en la Plataforma/Cooperativa, supeditado a lo que nos cuentan, no tengo autoridad para desautorizarle, que se está perdiendo el rumbo inicial y, consecuentemente, el encanto del paisaje idílico y sin manchas que nos embrujó y cautivó al iniciarse la andadura de la Plataforma/Cooperativa y se corre el riesgo de convertirse en un Servicom/2. Que ha tenido suficientes disputas con Martín García (nuestro presidente) sobre estas y otras cuestiones sin resultado alguno y que por eso abandona la nave, pues le gustan las cosas “Muy bien hechas”. Sé que es una persona muy cualificada y una pérdida difícil de sustituir por mucho que nadie lo sea. Sobre todo cuando se trata de una gestión altruista.

    Martín García, en su parcela y como hombre de negocios, y de cuyos méritos quizá sea quien más los he manifestado públicamente, me merece el máximo respeto y su honradez, hasta donde llego, para mí está fuera de toda sospecha por mucho que se le pueda achacar indulgencia a la hora de buscar otras propuestas o presupuestos más ventajosos en el llamado mercado global. Convencido estoy, porque lo conozco personalmente, que es una persona íntegra e intachable. Otra cosa es que le exijamos que consiga el máximo rendimiento a la hora de negociar los contratos o que esté equivocado en su estrategia de marketing. Humano es.

    Por eso, el artículo que escribe María Jesús Cuesta, además de pomposo y excesivamente académico, me resulta injusto. Cuestiona la integridad de Martín García de forma excesivamente graciosa o gratuita, bajo mi punto de vista. La retórica es proverbial y excelsa. Por este filtro no pasa ni uno vamos, dado el listón que ha puesto María Jesús.

    En cuanto al líder que ilusiona con un proyecto a largo plazo lo encarna a la perfección Martín García, otra cosa es que el equipo se involucre en los objetivos propuestos, algo que está por ver. En cualquier caso, tu planteamiento,teóricamente, María Jesús, y sirviéndote de Wikipedia, lo has bordado, otra cosa es desarrollarlo en la práctica, ahí ya no hay clases magistrales. Y sí muchos líderes o mercaderes que en nada se parecen a Martín García que, en lo que yo sé, es honrado hasta la médula.

    He suspendido provisionalmente mis vacaciones por cuestiones laborales y he regresado a Madrid. Lo que me ha permitido contactar de nuevo con vosotros y daros ánimos, que es lo único que se me viene a la cabeza. Contra lo que pueda parecer, no tengo tableta y desde el móvil me resulta incómodo escribir y descargar archivos. Os seguiré donde quiera que esté (mi próximo destino es Cádiz) y trataré de ser ecuánime a la hora de emitir un juicio.

    Feliz noche.

    Martín.

  3. Hola, creo que las rencillas que haya entre vosotros se debe limar entre vosotros y dejar la plataforma aparte porque ahora habra quien tome paratido por uno o por otro.Al final saldrán perjudicada las comunidades, que hasta ahora nos estamos beneficiando. Dejar que la nueva junta trabaje tranquila y todos saldremos ganando.
    Adelante y ánimo.
    P.D. A fuerza de ser pesada “Yo cómo siempre la limpieza,de las calles”.

  4. Estimado Ángel, después de leer tu correo electrónico hablamos por teléfono largo y tendido, a continuación y para hacerme una idea global hable con Martín.
    Tal y como te comenté, aun en el supuesto de que tuvieses TODA la razón (cosa que no creo), me parece que no ha sido el mejor modo ni forma de decir lo que estas diciendo.
    Creo que te has equivocado Ángel, y estoy seguro de que NO tienes razón. Tal vez la Plataforma no tenga en este momento estadísticas, no es lo importante, unas cuantas Comunidades nos hemos ahorrado mucho dinero gracias a la gestión de la Plataforma, que no te quepa duda.

    Y como vamos de dichos y refranes voy a citar a Bertolt-Brecht:

    Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles.

    Martín, tú si que eres de los imprescindibles.

    Desde aquí todo nuestro apoyo. GRACIAS.
    Mari Cruz y Toño.

  5. Ya apareció el primero que se relame los labios con fruición y es que no es más sabio quien más se ilustra, sino quien más observa a su alrededor. Un tal Gerardo intenta sacar tajada de este desencuentro entre dos pesos pesados de la Plataforma/Cooperativa. Uno sigue al pie del cañón (Martín García) ofreciéndonos lo mejor de que es capaz (estoy contigo tocayo), el otro (Ángel de la Rosa) se marchó de forma abrupta porque la metodología o la manera de enfocar los distintos apartados (pilares básicos, les llama él) no se ajustan o han cambiado el rumbo respecto a la propuesta inicial y pone varios ejemplos.

    Ángel, tengo que tomar partido y como tú ya no estás me lo pones muy fácil: apuesto por el proyecto o el nuevo enfoque de Martín García que, por muchas lagunas que se le puedan encontrar, es lo mejor que tenemos en la actual coyuntura y su honradez y profesionalidad están fuera de toda sospecha.

    No sé cuanto durará esta aventura y la capacidad de resistencia y el buen hacer del Consejo Rector actual, pero flaco favor has hecho a la causa común con tu brutal escrito difamatorio del desastre que se avecina y apuntando a la yugular de nuestro presidente Martín García. Que yo sepa, no hay dolo o engaño en su forma de trabajo. Por lo tanto, tu forma de proceder no la comparto, aunque ya no tengamos a un emprendedor como tú y sea muy complicado llenar el hueco que tu ausencia a deparado. Ángel, ¿te has pensado bien lo que has hecho? ¿Has valorado con calma el alcance de tal decisión? No hacía falta ser tan despiadado ni ensañarse de forma tan cruel. Ya están al acecho las alimañas que se nutren de la carne putrefacta para saciar su apetitito de vísceras nauseabundas. Eso es lo que has conseguido con tu desmesurado e inapropiado discurso.

    Espero que reflexiones, y si una vez hecho el examen de conciencia de rigor sigues pensando que era lo mejor para todos y no solo para ti, te respetaré tu decisión, aunque no la comparta.

    Con todo cariño.

    Martín.

  6. Uno ya está acostumbrado a avatares y vicisitudes y a sortearlas, mal que bien, con la experiencia que dan los años. En este momento tengo un problema profesional (uno más) de los muchos con que te obsequia el simple hecho de vivir. Es decir, creo tener recursos para sortear obstáculos mundanos y pretendo que no afecten a mi vida familiar, lo único que me produciría hondo pesar, pues mi mujer es mi sustento y mi pilar para afrontar las miserias y alegrías y que la existencia te depara inexorablemente.

    Pero esta guerra abierta entre Martín García y Ángel de la Rosa (con ambos hablé cuando la renuncia de Ángel), ha vuelta a resucitar al Martín (un servidor) que se creía inmune a episodios que creía superados y que me ha sumido en una honda tristeza.

    Yo conocí primero a Ángel y me pareció, desde un principio, una persona muy eficiente, con una gran capacidad de trabajo e iniciativa, amén de una formación académica que le sirve de aval ante los distintos organismos. Después, empecé a contactar más con Martín García (no me preguntéis porqué). Quizá porque aparecía más por la web. Me pareció, y lo tengo escrito, una persona cercana y campechana, además de honesta e y con una gran capacidad de trabajo. Me impacto su verbo sosegado y su claro discurso para abordar los múltiples problemas que nos desbordan, tanto a nivel de comunidades como de urbanización. Con los dos he tenido el placer de dialogar y comprobar in situ los valores que atesoran, cada uno en su faceta, pero el tándem que formaban para mí constituía un aval (repito) impagable que, ahora, lamentablemente, y esto es lo triste, se ha ido al garete, aunque es fácil deducir que todo esto viene de atrás y ahora sale a luz, con toda su crudeza.

    Si es cuestión de egocentrismo o protagonismo (descalificaciones que aparecen en esta ventana), no lo sé ni voy a entrar en divagaciones de este tipo, tan solo quiero añadir que con esta invectiva (la de Ángel de la Rosa) y la posterior respuesta de Martín García y Fernando Hernández, ya tienen el caldo de cultivo que necesitaban los canallas que quieren que este proyecto no funcionen y se estarán relamiendo los labios.

    Ángel, me dio tristeza cuando abandonaste, sé de tus méritos y tu ímprobo trabajo, ¿pero era necesario derramar públicamente tus desacuerdos con tanta crudeza a sabiendas del perjuicio que tu diatriba va a ocasionar?. Perdona mi osadía, quizá no te sientas reconocido y todos tenemos nuestro corazoncito, tal vez, fue abrupta la salida y lo desconocemos. Razones tendrás, supuestamente, para haber procedido con tanta crudeza y reivindicando tu papel estelar en los logros de tu comunidad.

    Un abrazo a todos por igual.

    Martín.

    Obviamente, no tengo criterio para tomar partido por ninguno de los dos, es decir, no me veo con autoridad para descalificar a Ángel de la Rosa por su duro alegato contra el actual Consejo Rector de la Plataforma/Cooperativa y, más concretamente, contra Martín García, actual presidente de la misma. El servicio que ha prestado Ángel de la Rosa a la Plataforma/Cooperativa es impagable y tengo fino olfato para atestiguarlo.

  7. Como siempre me acusa Martín Lobato de dinamitar o vituperar a los miembros de la Plataforma porque lo hago desde la posición de no socio y según el Sr. Martin eso significa necesariamente ser el enemigo.
    Pues bien ahora un miembro destacado (Exvicepresidente y cofundador) plantea sus discrepancias con la actual dirección por no ceñirse a los objetivos iniciales.
    Precisamente ese planteamiento es el que he venido manifestando reiteradamente. Menos fotos, menos artículos de propaganda y más reivindicaciones para solucionar los problemas de la Urbanización. Y que todas las empresas tengan las mismas oportunidades.
    Sr. Martín Lobato me acuerdo de una tal Ana de Bahía Park que le llego a sacar de sus casillas y que al final quedo la mujer como una infiltrada. Pues bien revisando los post ya vaticinaba este batiburrillo.
    Señores Sánchez-Manjavacas, Gustran, González y Hernández nuevos miembros del consejo rector en sus manos tienen que a la próxima reunión ordinaria de la cooperativa no vayan sólo veintitantos socios. Intenten entusiasmarnos con hechos. Intenten cambiar el rumbo y no sólo hagan de comparsas.
    Un saludo.

  8. ¿Optimiza la Cooperativa/plataforma Les Amplaries la gestión de la comunidades?
    La respuesta es NO, ROTUNDAMENTE NO. “Al Cesar lo que es del Cesar”
    Es evidente que los resultados de Acapulco IV son buenos, pero para nada se deben esos resultados, como dice el artículo por estar bajo el paraguas, ni a las directrices marcadas por la cooperativa Les Amplaries, los resultados excelente de gestión de Acapulco IV se deben por entero al trabajo y dedicación continua de mi equipo de gobierno cuyos parámetros distan mucho y están a otro nivel, de la forma de trabajar de la cooperativa:

    Transparencia total.
    Control de gasto continuo. Basados en precios reales del mercado donde la primera regla es la competencia entre los proveedores.
    Divulgación y conocimiento de todas las actuaciones por diversos medios web, revista interna…
    Eficacia y eficiencia en cada unas de las actuaciones con el proveedor más competitivo del mercado global

    Por lo tanto no se aproveche del trabajo de esta comunidad Acapulco IV, para vender un producto que no le corresponde en absoluto. En este caso la cooperativa va muy por detrás y a la rueda de la comunidad, y me da la sensación que no tienen ni medios, ni recursos, ni datos para ofrecer de sus gestiones.  Si es verdad que nos van copiando, cosa que no nos molesta.

    ¿Dónde están sus gráficas? No tiene ninguna verdad
    ¿Dónde sus resultados y actuaciones? Solo tenemos que mirar la playa, jardines, iluminación, servicios, etc
    ¿Dónde está el interés masivo por su proyecto y sus socios? Si es tan bueno, ¿Por qué somos tan pocos?. Entorno a 100 sobre un potencial de 15.000 (algo falla, reflexionemos).

    En cuanto a la transparencia, control de precios y gestión se contradicen ustedes y perjudican gravemente a sus propios proveedores a  medio y largo plazo, que en la mayoría de las ocasiones si son buenos profesionales.
    Lo mismo ocurre con esta publicación, en la que publican que hemos hecho muy buena gestión y en “la playa” dicen todo lo contrario, que vamos a llevar a la comunidad a la ruina. No enreden más y hagan bien su trabajo. (Aclárense y deje de confundir a la gente.) 
    Tengo muchos ejemplos documentados, pero les relato el de hace unos días:  Están ofreciendo desde la cooperativa un seguro para las comunidades 7500 € y son conocedores que existe otro seguro con las mismas coberturas por 5000 €.(Tengo documentos que lo acreditan).

    ¿Donde está el control de precios?
    ¿En qué parte tiene la comunidad el ahorro y beneficio? 
    ¿Para qué quiero su paraguas?

    O cambian de rumbo, de gestión y de dirección o se van con el proyecto al precipicio. Yo creí en el proyecto pero gestionado desde los 4 pilares que les he comentado y marcado al principio de la etapa. Últimamente al presidente le van echando de las comunidades y no de muy buenas maneras.
    Por estos y diversos motivos hace unos meses, decidí presentar mi dimisión irrevocable como vicepresidente de la Cooperativa, que resumía de esta manera
    “Debido a las divergencias encontradas en diferentes escenarios de la Cooperativa, que afectan a la dirección, gestión y transparencia presento mi dimisión irrevocable”.
    Personalmente he trabajado mucho desde el minuto 0 en el proyecto de la Plataforma,  donde los objetivos eran más que claros: Playa, arena, jardines, iluminación, servicios generales etc, y en la cooperativa que pienso  que se ha desvirtuado.
    Ahora parece que solo vemos contratos…
    Mis objetivos iban mucho más lejos de donde ahora nos encontramos,  pero con los parámetro y controles adecuados, no de esta manera. Me gustan la cosas muy, muy, muy bien hechas.
    Quedo a vuestra disposición para cuantas aclaraciones o dudas pudieseis precisar. (628545821)
    Saludos
    Angel de la Rosa

    • Cuando leo esta sarta de insensateces, me viene a la memoria la cantidad de veces que hablábamos por teléfono, y me contabas que agustito estabas tomando tus cafetitos con tu familia. Yo te contaba las interminables reuniones del día con los proveedores o políticos de turno, en las cuales obviamente tu no estabas en la inmensa mayoría, la pena son los cafetitos que me he perdido con mi familia.

      Como veo que te gustan mis frases y las utilizas al estilo chino, te voy a dar otra para tu colección.
      “Los demonios, antes de ser demonios, fueron Ángeles”

      Martín García

      • Quiero ser breve, para no desviar la atención hacia otro lado,
        Estamos hablando de actuaciones y resultados.  y me dices que has trabajado mucho. Parece que aquí, el único que ha trabajado en la cooperativa o plataforma eres tú. Yo también lo hice con la diferencia que a mi no me gusta ni figurar ni divulgarlo, pues era mi obligación.

        Lo que llamas “sarta de insensateces” se llaman VERDADES . No nos quieras enredar de nuevo. ¿Donde está la gestión de la Cooperativa? En la playa, en los jardines, en la iluminación, en los servicios generales ¿ Dime donde?….
        Y haciendo uso del refranero que tanto te gusta para terminar 

        “Las verdades duelen y mucho”

        Saludos

        Ángel de la Rosa

         

        • ¿Falta de integridad en la Cooperativa y su máximo responsable?

          Para hallar la respuesta, lo más sensato es empezar analizando el significado de la palabra INTEGRIDAD.

          “Wikipedia hace la siguiente definición: “Una persona íntegra es aquella que siempre hace lo correcto, al referirnos a hacer lo correcto significa hacer todo aquello que consideramos bien para nosotros y que no afecte los intereses de las demás personas.

          La palabra integridad proviene del latín integrîtas, -ãtis (totalidad, virginidad, robustez y buen estado físico), pero el vocablo se deriva del adjetivo integer (intacto, entero, no tocado o no alcanzado por un mal)”.

          Por lo tanto, una persona íntegra es una persona con valores y principios. Se relaciona con la honestidad, la honradez, la lealtad, la veracidad, el respeto por los demás y por sí mism@, el autocontrol emocional, la confiabilidad. Una persona íntegra es una persona digna de nuestra confianza. Es una persona que atrae a los demás. Es una persona con una mirada clara, limpia, real y honesta. Es una persona intachable e invencible.

          En contraposición, una persona que no es íntegra es una persona deshonesta, que no respeta a los demás, desleal, no confiable y además, en su vida, suele entrar muy a menudo en juego la mentira. Suelen ser personas con dos caras. Su pasatiempo preferido suele ser hablar mal de los demás, aunque nunca lo reconocerán.

          Por desgracia, las personas íntegras no son las que más abundan. ¿Por qué?. Porque ser íntegro no suele ser el camino más fácil. Ser íntegro implica esfuerzo constante y diario por ser mejor persona. Es evidente que no todo el mundo está dispuesto a pagar el precio que requiere la integridad.

          Por todos es sabido (por lo menos en mis años de universidad así me lo inculcaron) que el dirigente de un equipo de trabajo tiene que ser un líder. ¿Pero que es un líder?

          Un líder es una persona que mira a largo plazo, que marca unos objetivos muy ambiciosos para la organización y que consigue ilusionar a su equipo en la búsqueda de los mismos. Consigue que cada miembro trabaje y aporte lo mejor de sí mismo en la lucha por alcanzar un objetivo común.

          Pues bien Señor Martin si hasta aquí tenemos claro cual es su cargo jerárquico en el equipo de la Plataforma/Cooperativa no se por que permite que su RECIÉN ESTRENADO SEQUITO, divulgue y vierta comentarios hacia una persona sin tan si quisiera conocerla ni ser participes del trabajo que los EXS miembros de la junta directiva han hecho durante el ultimo año. LE CREIA MAS ELEGANTE. (FUNDO MI COMENTARIO EN LAS PALABRAS DEL SEÑOR FERNANDO HERNANDEZ).

          Dicho esto si el señor Martin García y su nuevo “equipo” son tan íntegros y transparentes como dicen ser…solo EL TIEMPO lo dirá….

          Señor Presidente de Les Amplaries, le invito a reflexionar sobre estas palabras….y que demuestre con papeles y hechos esa INTEGRIDAD y TRANSPARENCIA de la que hace uso en esta web. Desprestigiar el trabajo de un ex miembro de su equipo, del que hace apenas un par de meses usted decía maravillas, no es digno de una persona con valores.

          Hagan gala de su transparencia y no se contradigan en su conducta y exijanse para si mismo la misma transparencia que pedían a Costa Marfil II en el articulo que publicaron “O tiramos de la manta o de la cadena”.

          Por ultimo decir, que como este comentario no sera plato de buen gusto para mas de uno, pongo en copia a Angel de la Rosa y varios cooperativistas para asegurarme de que se publique, y no acabe ” en el archivo definitivo”. Bien es sabido por la sociedad en que vivimos que en España hace muchos años que disfrutamos de libertad de expresión.

          Saludos para todos,

          Feliz verano.

    • Apreciado Ángel

      El esfuerzo altruista, las horas y horas de trabajo que, robadas a tu familia, amigos y ocio, has dedicado a la Cooperativa/Plataforma desde su inicio hasta tu reciente renuncia son impagables. Las razones de tu sorpresiva renuncia sólo tú las conoces; pero has perdido la ocasión de quedar como un caballero.

      No se si estas molesto por que esperabas un homenaje (que a lo mejor mereces), por que la Plataforma sin ti continua avanzando satisfactoriamente (para tu desagradable sorpresa), por que te fuiste por una rabieta y nadie te ha pedido volver, o ¡sabe Dios!
      Esta explosión de rabia contenida contra la Cooperativa/Plataforma lo único que hace es desacreditarte. Te lamentas de que ha olvidado sus orígenes y la poca claridad de los objetivos, y cito textualmente: “playa, arena, jardines, iluminación, servicios generales, etc… “ , y sin embargo, el resto de tu extensa queja es una loa a ti mismo: nos muestras lo bueno que eres en la gestión, trabajo, dedicación, parámetros, control, eficacia, eficiencia, gráficos, transparencia, documentos, ahorro, beneficios, objetivos, cosas muy muy bien hechas, …Vamos, como en la Cooperativa/Plataforma, el día que tu no estés el edificio Acapulco IV se hunde. Tienes un egocentrismo tan grande que en cualquier momento va a reventar.

      Desconozco la razón oculta que te lleva a este furibundo ataque sin sentido; pero todo lo que has sido y has representado en este movimiento lo acabas de echar por la borda y te has desautorizado tu mismo para hablar objetivamente de la Cooperativa/Plataforma y tener en cuenta tus opiniones.

      Por mi parte doy por zanjado este asunto y no añadiré nada más. Si tienes nuevos argumentos, relee de nuevo este escrito como respuesta.

      Con la conciencia muy tranquila, recibe un cordial saludo.

      Fernando Hernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *