La presión policial en Cataluña y la crisis avivan el ‘top manta’ en Castellón

Fuente: El Periódico Mediterráneo

aumenta el número de manteros en las localidades costeras

La Guardia Civil asegura que está alerta y llevará a cabo más operaciones contra esta práctica durante el verano. Los vendedores ilegales cambian Salou por la provincia, siendo Peñíscola su principal destino por los turistas

top_mantaLa llegada del verano y de los turistas a la costa castellonense atrae la venida de los vendedores ilegales del denominado top manta. En los últimos dos años la proliferación de los conocidos como manteros ha ido a más en la provincia, siendo su centro neurálgico Peñíscola debido a la gran afluencia de turistas, quienes representan su principal nicho de mercado. De todos modos, la presencia del top manta también se detecta en localidades como Vinaròs, Orpesa, Benicàssim, Moncofa o Burriana.

El motivo de este aumento de manteros responde, en gran medida, a dos motivos. Por un lado, está la crisis económica que lleva a inmigrantes irregulares, en su mayoría, a dedicarse a la venta ilegal en plena calle y, por otro lado, su mayor presencia en la provincia se debe al aumento de la presión policial a este respecto en Cataluña. Prueba de ello es que muchos de los vendedores ilegales que actúan en Peñíscola proceden de Salou. “Allí la presión es más fuerte porque los Mossos d’Esquadra están más especializados y actúan con gran contundencia”, señaló a este diario el concejal de Gobernación de Peñíscola, Alfonso López, quien lamentó que en la Comunitat la Policía Autonómica no tenga competencias en esta materia.

“Aquí la Policía Local detiene a uno de estos vendedores, va sin identificación y al final acaba en la calle, mientras que en Cataluña los Mossos tienen más competencias y lo llevan directamente al departamento de extranjería”, explicó el propio López.

OPERACIÓN POLICIAL // Ante esta situación, el pasado fin de semana la Guardia Civil, en colaboración con la Policía Local de Peñíscola, desplegó un amplio dispositivo contra esta práctica con el objetivo de persuadirles. “Las actuaciones se notan, ahora van con más cuidado, pero no hay que bajar la guardia porque después de San Fermín aún habrá más”, señaló el concejal, a la vez que indicó que en días de máxima afluencia se pueden llegar a congregar “hasta 100 manteros a lo largo de los siete kilómetros de costa que tiene nuestra localidad”.

Fuentes de la Guardia Civil de Castellón han asegurado a Mediterráneo que seguirán en alerta y no descartan nuevas intervenciones este verano contra el top manta en aquellos puntos donde se detecte una mayor presencia de venta ilegal. Unas actuaciones que se enmarcan dentro del plan turismo seguro del Ministerio del Interior, en el que se hace hincapié en la compra de productos “gangas” en plena calle.

FENÓMENO EXTENDIDO // A pesar de que Peñíscola, debido a que es el principal destino turístico de la provincia, es quien en mayor medida está sufriendo esta práctica, este problema también se localiza en otros puntos, como Orpesa, donde en los últimos días se ha notado una mayor confluencia tanto en la playa como en el paseo marítimo y en las terrazas de bares y cafeterías. En este sentido, el alcalde de Orpesa, Rafael Albert, señaló que confían en que la mayor presencia de la Policía Local y la Guardia Civil en las calles y la playa tenga un importante efecto disuasor.

En otras localidades como Vinaròs, Burriana o Moncofa también se deja notar la presencia de estos vendedores ilegales que actúan de forma planificada. De ahí que las autoridades consideren que forman parte de redes organizadas. Una presencia que molesta y mucho a los comerciantes, quienes les acusan de competencia desleal y reclaman a las autoridades mayor control y sanciones ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *