Orpesa suprimirá el punto negro que da acceso al polígono a final de mayo

Las obras contemplan un túnel para salvar la AP-7 y una rotonda que contará con 113 metros de diámetro

Las obras de mejora del hasta ahora peligroso acceso al polígono industrial de la Catalaneta de Orpesa llegan a su fase final. “Ya se ha acometido el 80% de los trabajos y se prevé que estén totalmente concluidos a finales de mayo si no surge ningún imprevisto”, según informó el concejal de Urbanismo, Tomás Fabregat.
El edil remarcó que lo fundamental y más importante de la actuación que se está llevando a cabo es que a partir de este momento “se podrá llegar hasta las instalaciones con total seguridad”. Y es que la entrada al polígono orpesino es un auténtico punto negro en el que se han producido diversos accidentes y se pretende así dar solución a esta zona tan peligrosa para los usuarios y vecinos de la localidad.

LAS ACTUACIONES
Los trabajos consisten en la construcción de un túnel de 12 metros de ancho que transcurrirá por debajo de la AP-7 hasta donde se ubica la zona de peaje. La intervención abarca un área de 243.000 m2 e incluye una glorieta que medirá 113 metros de diámetro y tendrá una anchura de 14, siete en cada carril de doble circulación. A los lados se establecerán dos arcenes de 2,5 metros cada uno de ellos, que darán acceso a la nacional.
La infraestructura se sacó a licitación en mayo del 2010 con un importe base de 1,2 millones de euros y, finalmente, se adjudicó a la empresa por un importe ligeramente superior al millón de euros, lo que supuso un 20% menos del presupuesto previsto.
Las obras arrancaron a finales del año 2010, tras el retraso de varios años por parte del Ministerio de Fomento por el desdoblamiento de la N-340, con un plazo de ejecución de 10 meses aunque, finalmente, se han alargado hasta la actualidad, pero muy pronto llegarán a su conclusión y darán solución a un problema muy grave de seguridad en la zona.
El punto y final de las actuaciones, además de beneficiar a los ciudadanos en general será un aliciente más para dinamizar la actividad en la zona industrial. Y es que contar con buenos accesos es un factor clave para lograr atraer a nuevas empresas que deseen desarrollar su actividad en la localidad, con las oportunidades que ello generaría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *