La solución al problema del acceso a Marina d’Or es cuestión de días

La infraestructura estará lista para afrontar el turismo de Semana Santa y la Copa Davis

Es cuestión de días que Orpesa tenga una solución temporal al problema de acceso al complejo hotelero de Marina d’Or por la costa, puesto que los trabajos que arrancaron este martes en las inmediaciones del puente –derribado repentinamente en enero– para construir la nueva pasarela peatonal se prevé que finalizarán muy pronto, en unas jornadas, señaló el alcalde, Rafael Albert.

El primer edil orpesino aprovechó la ocasión para agradecer al subdelegado del Gobierno, David Barelles, “su ayuda, que ha sido fundamental para obtener una solución tan rápida para Semana Santa y la Copa Davis”.

Además, según aclaró Albert, Costas no ha pedido de momento ningún dinero al Ayuntamiento para habilitar la nueva pasarela que se está alzando junto al mar y que permitirá el paso de peatones en ambos sentidos y estará acondicionada para personas con movilidad reducida, según planteó la Confederación Hidrográfica del Júcar como primera solución al problema de inaccesibilidad a la zona por la costa.

Eso sí, el consistorio está pendiente de destinar 500.000 euros a la construcción del nuevo puente para el tráfico rodado –que ahora debe circular por la avenida Barcelona–, una infraestructura por la que se trabaja para que esté operativa antes de la temporada turística de los meses de verano.
Las obras han arrancado, de momento, con las tareas previas de medición y extracción de arena mediante una excavadora para acondicionar el enclave donde se alzará el paso peatonal que otorgará una mayor seguridad a los vecinos de Orpesa, a los cerca de 85.000 turistas que llegan para Pascua y a los 25.000 asistentes que se esperan para la eliminatoria de la Copa Davis.

elmediterraneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *