Fomento censura los «aeropuertos sin aviones» y se aleja de Castellón

Las declaraciones de la ministra Ana Pastor reducen las opciones de que AENA gestione la infraestructura de Vilanova d’Alcolea

El acuerdo entre la empresa promotora del aeropuerto de Castellón, Aerocas, y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) para que la institución pública gestione el recinto de Vilanova d’Alcolea se presume cada vez más improbable, después de que la titular de Fomento -Ministerio del que depende AENA-, Ana Pastor, declarara que no habrá más «aeropuertos sin pasajeros», en clara referencia a la infraestructura castellonense.

Así se expresó Pastor en referencia a las claves que deben regir la nueva gestión de la empresa pública, al arrastrar ésta una deuda que alcanza casi los 15 millones de euros. A este respecto, la máxima responsable de Fomento aseguró que «esos aeropuertos sin pasajeros, esas obras en muchos casos faraónicas, eso no se volverá a producir».
Por otra parte, matizó que no todos los aeródromos «tienen que dar beneficios», y apostó por un nuevo modelo en España con la ayuda de capital privado, «como se ha hecho en otros lugares».
No ha sido ésta la única referencia, aunque fuera indirecta, de la ministra al aeródromo de Vilanova d’Alcolea, ya que en la comparecencia de prensa que ofreció para hacer pública la elevada deuda que pesa sobre AENA aseguró que «se acabaron las terminales vacías de pasajeros».
De este modo, y aunque Fomento no se ha pronunciado de manera oficial sobre si asumirá la gestión del aeropuerto de Castellón o no, lo cierto es que no es la primera vez que desde el Ministerio se han emitido señales que invitan a pensar que AENA no tiene interés en operar en Vilanova d’Alcolea.
Así lo expresaron los representantes de sindicatos con presencia en la empresa pública (CCOO, UGT y USO), quienes pidieron a Ana Pastor que no aceptara la proposición de Aerocas, que está buscando un asociado después de romper el acuerdo con la anterior gestora, Concesiones Aeroportuarias.
Y es que las agrupaciones sindicales consideran que AENA no debe «asumir un ‘muerto’ que no nos corresponde, ya que es un recinto construido por la iniciativa privada», tal y como aseguraba el secretario de acción sindical de CCOO, José Luis García. «Ya tenemos actualmente suficientes problemas en AENA como para tener que ir asumiendo errores de otros», afirmaba el sindicalista.
García explicó que, en la actualidad, la empresa pública gestiona un total de 47 aeropuertos, «de los cuales más de 30 son deficitarios». Por ello, asumir la gestión del recinto de Vilanova d’Alcolea significaría «aumentar el gasto para meter más plantilla de trabajadores en Castellón, un gasto que sería inasumible».
Esto choca con las expectativas de Aerocas, la empresa pública presidida por Carlos Fabra, desde donde apuntaban que tras romper el acuerdo con Concesiones se estaba negociando con varios operadores, aunque señalaban a AENA como una de las empresas que más posibilidades tenía de asumir el funcionamiento del recinto.
Conflicto abierto
Mientras, el conflicto entre Aerocas y Concesiones Aeroportuarias sigue abierto. Hay que recordar que la empresa pública, dependiente del Consell, anunció el pasado mes de diciembre que rompía el acuerdo que le unía a la gestora del recinto, alegando que éste supondría grandes pérdidas para las arcas de la Generalitat. Sin embargo, previamente Concesiones había denunciado a la promotora por incumplimiento de contrato.
Desde la exgestora del aeropuerto se solicita una indemnización de 80 millones de euros, cantidad que invirtió la empresa en la construcción del recinto. Aerocas, por su parte, no quiere pagar una indemnización tan alta, por lo que las negociaciones todavía no han cristalizado en un acuerdo.
A este respecto, Carlos Fabra aseguraba que, a pesar de las diferencias que mantienen ambas empresas, la intención es «arreglar el conflicto de manera amistosa». Hay que recordar que tanto Aerocas como Concesiones se acusan mutuamente de, por unas causas o por otras, ‘torpedear’ la entrada en funcionamiento de la infraestructura, que todavía no tiene una fecha definida para empezar a operar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *