Las desaladoras costarán a los pueblos más de 360 millones de € en 25 años

cabanes, orpesa, benicàssim, moncofa y xilxes son los beneficiarios actuales

Además de la inversión inicial, los municipios que usen su agua deberán asumir los gastos de explotación. 149,6 millones corresponden a la planta de Moncofa y 212 deberán ser abonados por la de Cabanes-Orpesa

Fuente: Periódico El Mediterráneo

RAMON OLIVARES RUIPÉREZ 17/05/2013

desaladora5Las dos desaladoras en construcción en la provincia, que el Gobierno prevé que entren en funcionamiento “cuando finalice el proceso de puesta en marcha” –recientemente el BOE ha publicado el proceso de información pública del proyecto modificado de la de Moncofa–, costará a los municipios que se abastezcan de su agua más de 360 millones de euros. Los dos informes de viabilidad que Aguas de las cuencas mediterráneas (Acuamed) elaboró y que fueron firmados el 18 de junio del 2007 (en el caso de la planta de Cabanes-Orpesa) y el 8 de enero del 2008 (en el de la de Moncofa) por el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Antonio Serrano, recoge este montante de ingresos previstos por canon y tarifas.

Estos 360 millones es lo que los ayuntamientos que utilicen agua desalada van a tener que desembolsar durante los 25 años que se calculan como el periodo de amortización de la inversión. Aunque durante estos cinco lustros más poblaciones pueden firmar convenios para abastecerse de la producción de ambas plantas (de hecho Almenara firmó un acuerdo de intenciones con la de Moncofa, pero este no le obliga a consumir), a día de hoy solo cinco consistorios han suscrito un contrato con Acuamed para beber agua desalada: Cabanes, Orpesa y Benicàssim, en el caso de la planta del norte de la provincia; y Moncofa y Xilxes en la del sur.

altos costes // Parte de este montante ya era conocido, pues proviene de la inversión para la construcción de las plantas (en realidad pueden ser más de 360 millones, ya que en los informes de viabilidad se calculan 41 millones para construir cada planta, aunque en realidad se superarán los 55). Pero la mayor parte de la cuota provendrá de los costes de explotación que conlleva el funcionamiento de ambas instalaciones durante los citados 25 años. En el caso de Moncofa, los costes de explotación y mantenimiento  ascienden a 124,7 millones de euros. Por su parte, en la planta de Cabanes-Orpesa el montante llega a 187,8 millones.

La mayor parte de ellos se van en mantenimiento (35,6 millones en la planta de Moncofa y 61,7 en la de Cabanes-Orpesa) y sobre todo en electricidad (67,7 millones y 100,7 respectivamente).

La amortización de la desaladora del norte por parte de los usuarios es de esta manera la más costosa, pues alcanza –sumando la inversión en obras y equipamiento y los costes de explotación durante 25 años; y descontando las ayudas recibidas a través de fondos de la Unión Europea (el 20% del total)– los 212,2 millones de euros. Para el caso de la instalación de Moncofa, la cifra se eleva a 149,6 millones de euros.

Son cifras nada desdeñables que los ayuntamientos van a tener más que complicado abonar. De hecho, desde el Ministerio de Medio Ambiente y de los ayuntamientos implicados no han podido concretar a Mediterráneo en qué punto se encuentran las negociaciones para redefinir las amortizaciones previstas en los convenios que suscribieron. En su día, ayuntamientos como los de Cabanes (800.000 euros anuales), Benicàssim (1 millón) o Xilxes (unos 900.000), ya calcularon estos pagos difícilmente asumibles por las localidades.

retorno casi total // Lo que sí queda claro es que Acuamed, que ha aportado la mayor parte de la inversión para la construcción de ambas instalaciones –a excepción de los fondos Feder europeos (el 20%)–, la mitad en base a fondos propios y la otra mitad mediante préstamos bancarios, recibirá en esos 25 años prácticamente todo lo que ha aportado, tal y como estaba previsto. Esta tasa de retorno en el caso de la instalación de Cabanes-Orpesa alcanza el 97,88%, y en la de Moncofa el 93,78%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *