Benicàssim intenta frenar la puesta en marcha de la planta desaladora

BENICÀSSIM temen que entre en funcionamiento en 2013

Marqués asegura que la infraestructura, que ahora es innecesaria, “ahogará” las cuentas locales 25 años. La alcaldesa negocia, bien para que la instalación no se active, bien para que se modifiquen las condiciones

EVA BELLIDO 03/12/2012

El Ayuntamiento de Benicàssim está cruzando los dedos para que la planta desaladora de Cabanes-Orpesa tarde el mayor tiempo posible en ponerse en funcionamiento y, sobre todo, que no sea este próximo 2013. Y es que, cuando la nueva infraestructura se ponga en marcha, ahogará a los cinco consistorios incluidos en el plan -Benicàssim, Cabanes, Orpesa, Xilxes y Moncofa- que deberán empezar a cumplir con los gigantescos pagos que les hipotecarán a lo largo de 25 años.

En el caso benicense, el consistorio mantiene los dos objetivos principales de frenar la apertura de la instalación o conseguir “no tener que pagar el agua hasta que llegue o la necesitemos”, según recalcó la alcaldesa de la localidad, Susana Marqués. El consistorio deberá financiar la amortización pagando casi un millón de euros cada año durante un cuarto de siglo, un duro golpe en el presupuesto anual municipal que, en plena crisis, es “insostenible”……

ENCUENTROS // Los responsables municipales mantuvieron una reunión con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en Madrid hace meses para renegociar las condiciones del convenio y los plazos con la empresa pública Acuamed que, en su día, firmaron los alcaldes de los cinco municipios para suministrar agua a los potentes proyectos urbanísticos impulsados, como 60.000 viviendas y al menos cinco campos de golf. Y es que ahora ya no ven necesaria esta infraestructura, sino todo lo contrario, al estar paralizados todos los planes previstos. De momento, no se ha obtenido respuesta del Gobierno central y la propuesta podría tardar en resolverse por la complejidad de los trámites que requiere modificar el contrato inicial.

En concreto, los municipios firmantes acordaron en su momento convertirse en usuarios de las instalaciones, teniendo que abonar una doble tarifa para cubrir los costes de amortización y explotación de las plantas.

Las obras de la desaladora Cabanes-Orpesa avanzan a buen ritmo y están en su recta final, por lo que en unos meses podrían estar concluidas, tras la nueva inyección de capital que ha hecho el Estado en los nuevos presupuestos que permiten de este modo su continuidad. Además, la canalización hasta Benicàssim también está en su fase final, ya que está hecha, al menos, hasta el sector del Pontazgo (zona Palasiet, en la entrada norte de la localidad).

Y es que, además, la Unión Europea (UE) urge la utilización de estas instalaciones hidráulicas, pues destinó muchos fondos para la construcción de medio centenar de plantas en todo el país pero solo funcionan unas pocas.

El Ayuntamiento dedicará en su presupuesto del 2013, que se pretende aprobar en un pleno extraordinario hoy mismo, una partida de 700.000 euros que permanecerán en las arcas municipales como un fondo de contingencia.

ESTAR PREPARADOS // El objetivo es “prevenir”, señaló la alcaldesa, ya que, “si la desaladora entrara en funcionamiento en mayo, por ejemplo, y tuviéramos que asumir los costes, tendríamos este colchón económico”, afirmó.

“No sabemos cuándo se pondrá en marcha, pero ojalá no suceda gracias a las gestiones que estamos haciendo”, indicó la munícipe. Los responsables consistoriales explicaron recientemente a los vecinos en el consejo de participación ciudadana que si la infraestructura se abre, el consistorio estará hipotecado.

3 pensamientos en “Benicàssim intenta frenar la puesta en marcha de la planta desaladora

  1. A mi se me ocurren algunas ideas de que hacer con el agua, soy de Zaragoza y estamos más que hartos que nos tachen de insolidarios cuando del tema del agua se trata, cuando los que hablan ni conocen, ni saben de lo que están hablando.
    Hace unos años alguien tuvo una idea más que peregrina y llenaron tanques del agua del Ebro y los llevaron a Mallorca (agua que no pudo ser utilizada finalmente) pues nada tubería frente a la costa y se vende el agua a los mallorquines.
    Otros que siempre se están quejando son los catalanes, pues otra tubería para arriba hasta Barcelona, así dejarán de meterse con los pobres del Delta del Ebro que parece que son menos catalanes que los de Barcelona (ya que las peticiones de Barcelona arruinarían el delta) y no verán peligrar toda la riqueza que el río mantiene en su delta.
    Otros terceros serían los murcianos, aunque estos se les ha hecho desaladoras y parece que ese agua no les gusta y dicen que es mejor que se la bajen del Ebro que sale más económico.
    ¿Creéis que con tanta gente que quiere agua se podrá amortizar la desaladora?
    De todas formas yo creo que hubiese sido mas barato y habríamos ganado todos si con ese dinero nos hubieran hecho un paseo como “nos merecemos” y unos espigones como tienen en Benicassim ¿No?

  2. Para cobrar impuestos son muy eficaces, pero para realizar mejoras en el bienestar de los contribuyentes nada de nada.

    • La imagen de esta playa tiene que ser publicada, que se sepa igual se le cae la cara de verguenza a alguien cosa que dudo pero lo normal es que le de verguenza, queda mucho para verano y creo que hay tiempo para organizar algo.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *