Arranca la segunda fase de la restauración del castillo de Orpesa

EVA BELLIDO 24/10/2012

El Ayuntamiento de Orpesa ha iniciado la segunda fase de las obras de restauración del castillo. Y es que los operarios de la empresa encargada de la actuación, especializada en este tipo de obras, ya han empezado los trabajos de consolidación de los lienzos de la edificación histórica de origen musulmán, considerada uno de los monumentos más valiosos del conjunto de la ciudad.

La intervención tiene un plazo de ejecución de alrededor de unos cinco o seis meses y cuenta con un presupuesto de 190.000 euros. Las obras se están acometiendo en los lienzos y en la torre sudoeste de la fortaleza, continuando así en la misma línea y con el objetivo final de poder llegar a conocer el pasado arquitectónico de la edificación y también la historia del municipio……

En concreto, esta actuación se centra en el muro que se descubrió en las últimas excavaciones y que separa la sala medieval del aljibe, y en la elevación sudoeste, que está desfigurada por la erosión del terreno y dejará al descubierto la cimentación de la pared sur del nuevo cuartel.

Las prospecciones se llevan a cabo tanto en el interior como en el exterior para descubrir el sistema constructivo de la torre, que parece ser muy similar a la edificación norte investigada en la última intervención realizada.

CAPILLA MEDIEVAL // Y es que la excavación arqueológica de la anterior campaña, en el ala septentrional, sacó a la luz una sala capilla medieval de estructura abovedada que había permanecido oculta desde las ampliaciones que se hicieron en el castillo en el siglo XVII. Asimismo, se descubrieron más hallazgos que animaron todavía más a continuar con la expedición y restauración.

Además, en el subsuelo de la fortaleza se conservan unas estructuras arquitectónicas que enriquecen la visita a este Bien de Interés Cultural y aportan abundante información histórica.

El alcalde, Rafael Albert, y la concejala de Cultura, Mari Carmen Taulé, visitaron las obras, incidieron en la recuperación del monumento y ratificaron su compromiso de seguir destinando dotación presupuestaria los próximos ejercicios para concluir los trabajos en esta fortaleza tan significativa para el municipio, desde donde se divisa prácticamente todo el término y se disfruta de privilegiadas vistas.

Los trabajos de la primera fase de la muralla permitieron recuperar diversos restos que atestiguan su orígen medieval, como una estructura arquitectónica con un arco y un sistema de desagüe típicos de aquella época.

También se hallaron unas ménsulas que sustentarían un arco y que hacen presagiar la existencia de un habitáculo con una estructura abovedada cuyas dimensiones se podrían conocer más adelante. Se descubrieron, además, otros elementos como abundantes sillares y un valioso fragmento de un bajo relieve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *