Oropesa celebra el día de las paellas

Tras un intenso fin de semana de actos, entre los que han destacado el pregón y el día de la Virgen de la Paciencia, celebrado este domingo día 7 de octubre, Oropesa del Mar ha vivido hoy una de sus jornadas más divertidas y entrañables, su ya tradicional día de las paellas.

Unas 5.000 personas, entre vecinos y turistas se han echado a la calle para celebrar uno de los actos más esperados por los oropesinos, pues es un día en que la mayoría aprovecha para reunirse con sus peñas y cuadrillas. Pero además de las paellas privadas, elaboradas por cada peña, el Ayuntamiento no ha querido olvidarse de los turistas que visitan el municipio en estos días, poniendo a su disposición una monumental paella de la que han podido disfrutar hasta 2.000 comensales. Además, como acompañamiento a ese delicioso plato, el consistorio ha cedido 1.020 botellas de vino, botellas de las que también se han beneficiado cada una de las cuadrillas de amigos.

Dada la importancia de este acto siempre dentro del programa de festejos patronales, el día de las paellas ha contado también con dos invitados de honor, el Delegado de Consell en Castellón, Ximo Borràs y el Subdelegado del Gobierno también por Castellón, David Barelles. Ambos han manifestado su gran satisfacción por haber sido invitados por el alcalde, Rafael Albert, y todo su equipo de Gobierno a las fiestas de Oropesa, sobre todo Barelles, a las que asiste por primera vez. Barelles ha hecho hincapié, sobre todo, en el ambiente que se vive en este tipo de actos, un ambiente, tal y como ha manifestado “de alegría y festividad, en el que la gente deja a un lado sus problemas y sale a la calle a compartir experiencias con sus vecinos y amigos”, lo que, ha admitido es muy grato y necesario “en los tiempos que corren”. Por su parte, Borràs, que ya es un asiduo asistente de estas fiestas, también ha admitido sentirse muy a gusto cada vez que es invitado, pues, ha explicado “ya son 11 o 12 años los que vengo”, por lo que considera como “amigos” ya a las gentes de Oropesa.

Tras la tradicional comida, la fiesta ha continuado con música y baile, gracias a la actuación de la orquesta Tarántula, aunque también ha habido actividades para niños, como una Gymkana organizada por Orpesa Jove.
Aprovechando la pausa entre actividades, tanto la Reina de las fiestas, Mireia Andreu, como su Corte de honor, así como otros miembros de la Comisión de fiestas, han realizado un recorrido mesa por mesa para saludar a los asistentes, así como para obsequiarles con un vale de 3 euros a cada uno de los comensales, cantidad que podrán reclamar en el Ayuntamiento a partir de la semana que viene. Un donativo que el consistorio ha querido aportar también a los vecinos. Además, durante la elaboración de las paellas, tanto la Reina y su Corte como el concejal de fiestas, Dimas Albert, han procedido a la entrega de delantales entre todos los cocineros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *