Unas 2.000 personas acuden a dar el último adiós a Víctor Cabedo en Onda

el entierro del malogrado ciclista congrega a familiares y amigos en la parroquia de la asunción

A la salida del féretro de la iglesia se produce una larga y atronadora ovación. Todo el ciclismo nacional está representado en la despedida al ciclista

SALVADOR MARCH 21/09/2012

La plaza de la Sinagoga de Onda presentó un espectacular aspecto. GABRIEL UTIEL / MARCH CHULVI

Todo el ciclismo nacional estuvo representado en Onda en las exequias fúnebres celebradas en la despedida a Víctor Cabedo, que murió atropellado cuando realizaba el habitual entrenamiento  diario. Fueron unas 2.000 personas las que acudieron a dar el último adiós al deportista ondense……

Desde primeras horas de la tarde comenzaron a llegar autoridades. El alcalde de Onda, Salvador Aguilella, y el diputado de Deportes, Luis Martínez, fueron de los primeros. Más tarde lo hicieron el director general de l’Esport, Mateo Castelláa; el delegado del Consell, Ximo Borrás, y casi toda la corporación ondense.

En lo referente a la asistencia deportiva, la encabezó el representante de la RFEC, Ramón García España; el presidente de la FCCV, Amadeo Olmos; el delegado en Castellón, José Escrig; el director de Unipulic, Javier Guillén; el director técnico de la Vuelta a España, Francisco Giner, y el exseleccionador Paco Antequera.

De ciclistas, entre otros, salvo Samuel Sánchez que está en el Mundial, todo el Euskatel–Euskadi, con el mánager Miguel Madariaga al frente; representación del Caja Rural, compañeros como Adrián Palomares, Sebastián Mora, Víctor Martínez y Silvia Tirado. Debe destacarse la presencia de miembros directivos de todos los clubs de la provincia y el colegio de árbitros, que estuvieron ambos al completo.

A la llegada del féretro a la plaza, con multitud de coronas, se hizo un silencio impresionante. La parroquia de la Asunción se quedó pequeña para albergar a familiares y amigos que acudieron a despedir a Cabedo. El párroco, Domingo Galindo, en su homilía destacó los valores morales y personales del profesional. A la salida de sus restos se le dedicó una atronadora y larga ovación. Despedido el duelo, se procedió a dar sepultura de Víctor Cabedo en el cementerio de Onda.

Los familiares, entre los que se encontraba la novia, la también ciclista Dorleta Zorrilla, agradeció las muestras de cariño. José, el hermano, resultó un magnífico pilar consolando a Ana, su madre, que aún no asimilaba el golpe. El sábado, los Cabedo tenían previsto inaugurar una tienda de deportes en la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *