Los pueblos del norte apuestan por el Alvia al prever el AVE sólo una parada en Castellón

Los municipios de la zona norte de la provincia de Castellón han manifestado su apuesta por mantener el servicio inaugurado a principios de verano, el Alvia, frente al tan reclamado AVE. Los motivos son dos. El primero es que la alta velocidad sólo prevé una parada en la capital de la Plana y, el segundo, el éxito que ha tenido el conectar Madrid con Peñíscola, Benicarló y Vinaròs estos meses de veraneo.
El alcalde de la principal ‘joya’ del turismo de la provincia, Peñíscola, Andrés Martínez, manifestaba que «los datos son muy positivos» en cuanto a la llegada de visitantes, «mientras que el AVE no tendrá una parada directa en nuestras localidades». De ahí que sin rechazar la llegada del prometido AVE a Castellón, se priorice en principio impulsar el Alvia.
Al mismo tiempo, el alcalde señalaba que «el AVE ha generado un gran impacto a Valencia, pero no tanto al norte de la provincia y es lo que ocurrirá cuando el tren llegue a Castellón capital. Desde allí los turistas igual se tendrían que desplazar en coche hasta nuestros municipios, por lo que el Alvia nos parece una solución perfecta. En algo más de tres horas llegas desde Atocha a Peñíscola».
Tal es así que, como manifestaba Martínez ayer, más de 9.000 personas ha llegado a las tres localidades del norte provincial a través del Alvia, que también tiene parada en Benicàssim y Oropesa.
Asimismo, la Diputación de Castellón anunciaba que el éxito de la iniciativa ha hecho que se acuerde con Renfe ampliar el servicio de trenes desde Madrid hasta el puente de octubre, concretamente hasta el 14 de ese mes.
Según el comunicado de la Diputación, Renfe ha tomado la decisión de ampliar esta línea tras comprobar el éxito de la iniciativa, con una media de 86,5 pasajeros diarios, y fruto de las negociaciones con la institución provincial, los ayuntamientos de los municipios citados así como con los propios empresarios turísticos.
De este modo, hasta mediados de octubre seguirá saliendo un tren diario desde Madrid, a las 9.10 horas con parada en la estación de Benicarló – Peñíscola a las 12.47 horas y en Vinaròs a las 12.52 horas. Los trenes de regreso partirán a las 16.45 horas desde Vinaròs y a las 16.50 h. desde Benicarló – Peñíscola. Es decir, si hasta ahora había dos trenes diarios en cada dirección, al finalizar el verano y hasta el Pilar se limitará a uno. A ello hay que añadirle que, por ejemplo Peñíscola, rentabilizará más la celebración de sus fiestas patronales de la Mare de Déu de la Ermitana.
A ello cabe añadirle que Madrid es el principal mercado emisor, aparte de la Comunitat Valenciana, de turistas que pernoctan en hoteles de la provincia con una cuota registrada en 2011 del 23 % en la demanda nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *