Orpesa culmina la remodelación del casco antiguo

Orpesa ha finalizado la cuarta y última fase de las obras de remodelación de las calles del casco antiguo, la zona más alta del municipio y más próxima al castillo que tiene un atractivo especial para los turistas y vecinos.

Los trabajos han consistido en la pavimentación mediante adoquines tras soterrar la línea telefónica y la eléctrica que, hasta el momento, discurrían a lo largo de las fachadas de las viviendas, afeando su aspecto de forma considerable. También se han realizado nuevas canalizaciones del agua, el gas y el alcantarillado.

Las obras de esta última fase se adjudicaron con un presupuesto de 227.964 euros y el 19% de la actuación estuvo sufragada por la Diputación de Castellón, mientras que el resto de inversión corrió a cargo del Ayuntamiento de Orpesa, en concreto, el 81%. Los viales San Antonio y San Miguel han sido los últimos en recibir el lavado de cara y la ejecución se ha desarrollado en seis meses, según indican fuentes municipales.

El alcalde, Rafael Albert, detalla que el principal objetivo de la actuación es “devolverles a estos rincones el aspecto de antaño”. Por ello, el consistorio diseñó este plan con el fin de mejorar los entornos urbanos y que se potencien actividades públicas y privadas en la zona, ya que se pretende mantener viva el área y acometer las mejoras que sean necesarias.

La rehabilitación de la parte más antigua e histórica del municipio ha sido una de las principales apuestas del equipo de gobierno, que durante los últimos años se ha hecho patente a través de la puesta en valor de viales conocidos como Doctor Alemany, San Jaime, Horno o la plaza de la Iglesia de la Mare de Déu de la Paciència, que se han podido llevar a cabo también gracias a la ayuda de los planes de obras y servicios (POYS) de la Diputación de Castellón, como el de este ejercicio.

 

MAYOR PROMOCIÓN // La principal finalidad de este tipo de trabajos es dar a conocer las zonas más recónditas del municipio a los visitantes y que se conviertan en un atractivo turístico más para los miles de veraneantes que acuden atraídos por el sol y playa. Y es que, el casco antiguo todavía es desconocido para muchos y posee numerosos encantos, del mismo modo que se potencian las visitas al castillo de Orpesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *