Las playas valencianas ya se han cobrado cinco vidas en cuatro días

El verano no ha hecho más que comenzar y la negra lista de ahogados en las playas ya ha comenzado a engrosar su trágico balance. En sólo cuatro días, cinco personas han fallecido en aguas de la Comunitat Valenciana.
Las dos últimas, ayer. Se trata de dos hombres, ambos de 70 años, que murieron, prácticamente a la misma hora, mientras se bañaban.
El primero de ellos falleció sobre las 13 horas  en la playa de Las Fuentes, de Alcossebre. El personal sanitario desplazado hasta el lugar en un helicóptero medicalizado nada pudo hacer por salvarle la vida.
Se da la circunstancia de que sólo media hora antes, muy cerca de allí, en La Romana, fue rescatado otro varón que tuvo que ser hospitalizado en estado grave. Además, el Consorcio Provincial de Bomberos recibió varios avisos de bañistas en peligro en Peñíscola y Oropesa, aunque su intervención no fue necesaria ya que a su llegada ya habían logrado salir del agua.

La otra muerte que hubo que lamentar ayer se produjo en la playa de San Juan. El hombre, de nacionalidad española, pereció en la misma arena sin que las labores de reanimación que se le practicaron tuvieran éxito.
Estos dos fallecimientos se suman a los de otras tres personas que también se han ahogado esta semana en las playas valencianas. El martes, murió un hombre de 66 años en Oropesa del Mar, frente al complejo Marina d’Or, así como una mujer de 62 años en Guardamar del Segura……
Sólo un día después, un bañista de 40 años falleció en la playa del Pinar de Castellón. Francisco Gabriel López entró en el agua junto a otras dos personas para tratar de socorrer a un grupo de menores que pedía auxilio.
Pero el hombre se ahogó al perder el conocimiento tras recibir un golpe de mar que le empotró contra las rocas de la escollera. Ayer, el Consell acordó concederle la medalla de oro al mérito de Protección Civil, a título póstumo, por su acto «heroico y solidario».
Pese a las campañas informativas que todos los veranos lanzan los ayuntamientos para tratar de que la temporada estival sea tiempo de disfrute y no de lamentar desgracias, lo cierto es que cada año se registran incidentes mortales en las playas. El pasado, sin ir más lejos, fueron una treintena.
Baños sin riesgos
Para disfrutar sin riesgos de las 120 banderas azules con que cuenta nuestro litoral hay que ser prudente y seguir algunos consejos.
Lo primero, según Cruz Roja, bañarse siempre en zonas en las que exista vigilancia para poder pedir ayuda en caso de necesidad.
Además, hay que evitar entrar bruscamente en el agua, sobre todo después de haber tomado el sol o de haber comido. Esperar en torno a dos horas para tomar el baño para evitar cortes de digestión.
Si mientras se está en el agua se sienten escalofrío, fatiga, dolor de cabeza o en la zona de la nuca, picores, mareos, vértigos o calambres, hay que salir rápidamente.
Se aconseja también no lanzarse a salvar a alguien con problemas en el agua. Es preferible lanzarle algo que flote y pedir ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *