Un Oasis En El Desierto Economico

Desde 2008 no se ha inaugurado un parque temático en España pero los políticos no renuncian a este modelo

A. CAPARRÓS / VALENCIA

La fiebre de los parque temáticos en España terminó en 2008, cuando el sector inmobiliario ya ofrecía síntomas de abatimiento y el modelo de negocio —exportado directamente de los Estados Unidos— se había revelado como un fracaso en Europa……

Desde entonces no se ha inaugurado ninguno. Ahora, en la segunda fase de la recesión y al calor del interés del magnate Sheldon Adelson por levantar en tierras españolas el complejo Eurovegas, las Administraciones de todos los signos políticos han vuelto a poner su punto de mira en los grandes proyectos en busca de inversiones millonarias y miles de puestos de trabajo que, sin embargo, no se corresponden con la realidad.

La estadística

Más 550 millones de euros al año

Según un informe de la consultora DBK, en España hay 129 parques de ocio: 71 zoológicos; 48 parques acuáticos; cinco de atracciones mecánicas; y otros cinco temáticos.

Entre todos, movieron 585,5 millones el pasado año. Una cifra insuficiente si se tiene en cuenta el coste que ha supuesto su ejecución. Los parques temáticos se llevaron el 34% de la facturación. Sin embargo, los beneficios brillan por su ausencia. De acuerdo con los analistas del sector, a diferencia de Estados Unidos, los centros históricos son la esencia de la vida de los europeos y de los españoles. Los estudios sobre los hábitos de los visitantes extranjeros reflejan su nulo interés en los parques temáticos, que no figuran en su orden de preferencias a la hora de escoger su destinos.

Los fiascos

Ningún parque ha cumplido sus objetivos

De hecho, en ninguno de los casos de parques inaugurados en España se ha establecido una relación causa efecto con el número de turistas que han optado por elegir una región como destino, de acuerdo con los informes elaborados por el Ministerio de Industria. En este sentido, a los casos de parques construidos y en funcionamiento como los de Isla Mágica (Sevilla), Port Aventura (Tarragona), Warner (Madrid) o Terra Mítica (Benidorm) se han sumado grandes proyectos anunciados a bombo y platillo pero que permanecen guardados en los cajones de algún despacho.

El sueño roto aragonés

Las Vegas en Los Monegros

En 2007, el Gobierno aragonés, presidido entonces por el socialista Marcelino Iglesias, firmó el protocolo para la construcción en el desierto de Los Monegros de 32 casinos, setenta hoteles, 232 restaurantes, medio millar de comercios, un campo de golf, un hipódromo, una plaza de toros, un camping, réplicas de las pirámides egipcias, de los templos romanos y hasta una del Pentágono que serviría de hotel para Spyland, un parque temático sobre el espionaje. El proyecto se bautizó como Gran Scala y necesitaba una inversión de 17.000 millones.

Eurovegas

La última «batalla» entre regiones

La iniciativa de Las Vegas Sands Corporation, que pretende recrear en España el oasis del juego de la ciudad estadounidense con una inversión prometida de 27.000 millones de euros que generarían entre 10.000 y 15.000 puestos de trabajo, ha abierto la pugna entre las autoridades de Madrid y Cataluña, a la que se sumó el ofrecimiento de Jesús Ger. El creador del complejo turístico Marina d’Or se postuló para albergar Eurovegas e implicó para ello al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien abrazó la iniciativa de la empresa radicada en Oropesa del Mar.

Parque Ferrari

Casi 1.000 millones en plena crisis

Casi sin solución de continuidad, los promotores descartaron la opción de la localidad castellonense, que coincide en tiempo y forma con las negociaciones que mantiene el Gobierno valenciano con los impulsores del proyecto de construcción del Parque Ferrari junto al circuito de Cheste. En este caso, a diferencia de otros ejemplos de complejos de ocio como Terra Mítica, la Generalitat no está dispuesta a aportar ni un solo euro, más allá del valor del millón de metros cuadrados de titularidad pública que solicitan sus promotores.

La inversión asciende a 945 millones. E Banco Credit Suisse aceptó participar en la operación. Las previsiones son que comiencen las obras en 2013 y crear 500 empleos directos.

El fondo que ha diseñado el proyecto se inspira en el parque que la marca italiana de fabricación de bólidos inauguró en 2010 en Abu Dhabi. De hecho, la senda de los grandes proyectos ya no se traza desde los Estados Unidos. Los petrodólares marcan la nueva pauta en la promoción de parques temáticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *