El aeropuerto de Castellón, en vías de privatizarse

La Generalitat Valenciana está trabajando intensamente para pasar a manos privadas la gestión y operación del aeropuerto de Castellón, propiedad de la empresa pública Aerocas que preside el ex presidente provincial Carlos Fabra (PP). La operación reportaría ingresos a las arcas públicas del gobierno valenciano, pero también supondría el desembolso de entre 30 y 40 millones de euros a la actual concesionaria Conaer y unos 20 millones de euros en pagos pendientes a proveedores. Lola Johnson, consejera autonómica de Turismo, se ha puesto al frente de la negociación con Globalvía (en la que FCC y Bankia tienen un 50%), principal accionista de Conaer, para llegar a un acuerdo sobre la indemnización a pagar por el incumplimiento del contrato que otorgaba la explotación por 50 años a esta concesionaria. Conaer ha demandado a la Generalitat ante los tribunales y exige cobrar el coste de la obra, 120 millones de euros, más el lucro cesante.                                    (El Economista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *