¿Tienen futuro los PAI del golf?

La previsión de viviendas dentro de los proyectos de golf planificados en la provincia serviría para crear un stock de más de 30 años en Castellón

Casi 100.000 viviendas. Esa es la previsión que hay para construir en Castellón dentro de los planes de actuación integrada conocidos como PAI del Golf y que en Castellón han vivido una fiebre de oro arrastrados por la fiebre inmobiliaria.
El dato es apabullante si se tiene en cuenta que Castellón está vendiendo en la actualidad en torno a los 4.000 pisos de media al año. Esto, más el stock de viviendas vacías que quedan por vender hace que, en el caso de que se pudieran ejecutar nuevas viviendas, la provincia tendría pisos para los próximos 30 años. Suponiendo, claro está, que se mantiene el ritmo de la venta.
Lejos de construirse a medida que se necesitaba, hubo un tiempo en Castellón en que los golfs fueron todo un fenómeno. Las constructoras llegaban a los ayuntamientos y registraban macroproyectos en los que, en la mayoría de los casos, alrededor de un campo de golf se incluían centenares de viviendas, de lujo y para la clase media, que por Ley debían incluir también viviendas protegidas.
Los consistorios recibían con gran satisfacción en la mayoría de los casos las propuestas. En primer lugar porque, a corto plazo, se suponía que el negocio del golf iba a generar grandes cantidades de visitas de turistas en busca del sol y playa, tal y como estaba ocurriendo, por ejemplo, en Málaga.
Además, se mejoraban las zonas urbanas con áreas nuevas con calles, alumbrado, zonas verdes… Ingresos millonarios a través de impuestos de obra y, más tarde, con los IBI o tasas sobre la basura, por ejemplo. El fenómeno fue tal que muchas poblaciones no se pararon a pensar que la propuesta llevaba aparejado multiplicar por tres su población actual.
Primero, construir. Luego, pensar. Uno de los pioneros, el PAI Marina d’Or Golf era, y sigue siendo, el más justificado, ya que se trata de un proyecto atado al gran complejo vacacional que preside Jesús Ger y que sigue, a día de hoy, generando oportunidades de riqueza en Oropesa del Mar.
Pero a este le siguieron los pasos decenas de inmobiliarias. Sólo Morella, que tuvo algunas propuestas, se negó a aceptar la propuesta al apostar por preservar su ciudad amurallada frente al crecimiento urbanístico. Casos paradigmáticos son los de Vall d’Alba, Sant Rafael, Sant Jordi o Alqueries. Pequeñas localidades sin gran vocación turística que se abandonaron por completo a estos proyectos.
No obstante, una década después, todo sigue igual. Pese a que los ayuntamientos se han quejado por activa y por pasiva de que la Conselleria de Infraestructuras paralizaba los proyectos, hoy en día la realidad es otra. Un ejemplo de ello es que la Generalitat ha puesto en marcha un plan para que se puedan tramitar estos y otros modelos urbanísticos de manera ‘exprés’ y, cuatro meses después, nadie se ha interesado por esta modalidad que avanzaría los trámites.
El presidente de la Confederación de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Francisco Nomdedéu, explicaba que «siempre hace falta construir». «No porque tengamos stock sin vender tiene que paralizarse ya que, alrededor de nuevas construcciones se completan zonas urbanas, se crean negocios y las ciudades avanzan», dijo.
No obstante, no es del todo optimista con que todos los proyectos presentados en Castellón en torno al golf puedan ser viables hoy en día. «La clave está en el desembolso económico que han hecho las empresas constructoras para comprar el suelo. Ahora, para vender las casas tendrían que venderse sin apenas beneficios, y eso no va a ocurrir», señalaba.
De hecho, incluso algunas de las inmobiliarias y promotoras que presentaron proyectos han desaparecido arrastradas por la crisis. Frente a esto están los proyectos más avanzados, como el golf de Torreblanca, que ya ha comenzado las obras de urbanización. Y es que todos los expertos apuntan a que los que mejor parados pueden salir son, sin duda, los PAI de costa.
Y hay varios proyectos de golf previstos junto a la costa de Azahar: el Benicàssim Golf, por ejemplo, es uno de los más reclamados. Fue una propuesta de 2.000 viviendas en la zona sur de Benicàssim y que iba a ser una de las salidas para decenas de personas que querían tener una vivienda en la localidad, zona residencial y vacacional por excelencia de los ciudadanos de Castellón capital.
También por ejemplo el Peñíscola Hills, con 3.500 viviendas es uno de los grandes referentes de la provincia, sobre todo teniendo en cuenta el tirón turístico de la localidad. Luego, aparecieron proyectos para aprovechar las oportunidades de Almenara o Moncofa. Esta última localidad, por ejemplo, es una de las que mayor porcentaje de viviendas nuevas sin vender tiene, ya que se embarcó en decenas de PAI que se han quedado enganchadas en la explosión de la burbuja inmobiliaria. En este sentido, Nomdedéu manifestaba que «la tendencia en los últimos tiempos es vender, sobre todo, vivienda de segunda mano pues los precios se pueden ajustar más».
Junto al fenómeno de los ingresos municipales cabe recordar que también los propios vecinos aspiraban a que sus terrenos fueran tocados por la varita de un PAI que diera rentabilidad a sus anegadas antes agrícolas.
Hoy en día, sin embargo, el futuro de los campos de golf está en entredicho, sobre todo teniendo en cuenta el ritmo en la venta de viviendas y el frenazo en la obtención de crédito. Un hecho que ha obligado, por ejemplo, a que la asociación provincial de empresarios de la construcción recurra a acudir a ferias internacionales, como la de Cannes, para lograr inversores extranjeros hacia los PAI.
Y es que al fracaso de los PAI del Golf se suma la caída en la llegada de turistas, para los que en un principio nacieron este tipo de complejos. La provincia mantiene las mismas infraestructuras de hace décadas, el aeropuerto sigue en el aire y la marca de Castellón como destino no se ha consolidado frente a Valencia o Alicante. «No es que no sean viables, pero lo serán a largo plazo, ya que ahora la realidad se empeña en demostrar que no son tan necesarios como todos pensábamos», sentencia Nomdedéu.

4 pensamientos en “¿Tienen futuro los PAI del golf?

  1. Ya todo está dicho en el artículo de Las Provincias y poco hay que añadir sobre el mismo . No se ha actuado con la decencia que se le debe presuponer a quienes tienen responsabilidad en asuntos tan vitales como el equilibrio entre el medio ambiente y los proyectos de mejora que son de su incumbencia. Ayuntamientos, autonomias, diputaciones y un largo etcétera (sobre todo en nuestra querídisima comunidad valenciana y Baleares) vergonzantemente se han dedicado a medrar de forma indigna y en esta nos encontramos. También en la comunidad de Madrid, en la que resido, hay mucha tela que cortar sobre corrupciones varias que nos han metido en un jardín sin flores por hacer un símil con el aeropuerto sin aviones de Castellón. Por si hay algún susceptible que se pueda sentir molesto con mis comentarios, es una vergüenza igualmente, el contencioso de los “ERES” en Andalucía (estos “socialistos” ) que sin ningún pudor se han ido de Pu… con las subvenciones obtenidas de forma fraudulenta. Da la sensación que hubo una época en que valorábamos sobremanera a los corruptos (bueno, esto es intemporal, ya vemos como la corrupción no castiga en ninguna parte, sean progresistas o conservadores, y los sátrapas justifican sus malas artes con los resultados electorales favorables:una vergüenza) y nos parecían, y no sé si nos siguen pareciendo, unos fuera de serie -y que esto suceda ahora ya es más grave- (qué tontos éramos y qué tontos somos). Mientras el serrín prevalezca sobre el juicio que se presupone a cualquier ser pensante, se cachondeará de nosotros cualquier mediocre arribista y taimado que se lo proponga, y no se requiere para estos menesteres una intelingencia descomunal. solo mala baba y ser un indecente sin sentimientos. Esto es lo que ha acontecido y, lo que es peor, sigue sucediendo, según mi moddesta opinión ante los ojos de miollones de ciudadanos que de tanto repetirles la ignominiosa mentira termina por creérsela.

    Es solo un pensamiento que no pretende molestar a nadie.

    Un saludo.

    Martín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *