La comisión de control del gasto del aeropuerto no se ha reunido ni una vez

Aerocas y Concesiones Aeroportuarias crearon un grupo de trabajo para supervisar gastos injustificados

ORDI RUIZ CASTELLÓ 
La comisión de seguimiento de los gastos del aeropuerto que crearon la sociedad pública Aerocas y la empresa privada concesionaria de las instalaciones no se ha reunido ni una vez desde su constitución. La Generalitat ha presupuestado para 2012 una partida de 5,6 millones para cubrir las previsibles pérdidas de la gestora del aeropuerto.
En marzo de este año, Aerocas y Concesiones Aeroportuarias firmaron un nuevo contrato que redefine las competencias de cada una y garantiza a la empresa privada que no perderá dinero en los ocho primeros años del aeropuerto. A final de cada ejercicio, la concesionaria hará balance y si tiene pérdidas, la Generalitat las cubrirá.
Para garantizar que todo el dinero que se gasta está justificado, las dos sociedades del aeropuerto acordaron constituir una comisión de seguimiento, integrada por tres representantes de la concesionaria y tres de Aerocas. Los de la parte pública son el presidente, Carlos Fabra, el director general, Juan García Salas, y Eusebio Monzó, director general de Proyectos Estratégicos de la Generalitat y consejero de Aerocas.

“Cuando haga falta”
La comisión de control del gasto se constituyó en el último consejo de administración celebrado hace un par de meses, pero todavía no se ha convocado. Fuentes del consejo de Aerocas consultadas por este diario aseguraron se reunirá “cuando haga falta”.
La función de la comisión es relevante en la medida en que habrá que compensar a la concesionaria por sus posibles pérdidas, de ahí la necesidad de que ésta justifique todos sus gastos. De hecho, como ya recogió este diario, los presupuestos de la Generalitat de 2012 incluyen una partida de 5,6 millones de euros para cubrir las posibles pérdidas del aeropuerto de Castelló. Esta cantidad se basa en los estudios económicos de Aerocas de la actividad que tendrá el aeropuerto a lo largo del año que viene. Por otra parte, la sociedad pública tiene que asumir el año que viene el mantenimiento de la plantilla de controladores aéreos, así como los servicios de seguridad y bomberos, entre otras cosas.
Tres empresas han presentado oferta para hacerse con el contrato de control de la avifauna en el aeropuerto y su entorno. El presupuesto de licitación es de 456.521 euros y la duración del contrato de tres años. El equipo de control de la fauna terrestre estará formado por un huronero con experiencia acreditada y que posea, al menos, ocho hurones. El grupo de desalojo de aves lo integrarán tres expertos en cetrería que deben contar con un mínimo de ocho rapaces.
Por otra parte, los responsables del aeropuerto están pendientes de los relevos que se producirán en los próximos meses en las agencias públicas de las que dependen la concesión de los permisos, como son AENA y AESA. Desde Aerocas no creen que los cambios afecten a la tramitación de la infraestructura. Confían en lograr la autorización a principios de año para empezar a operar en la primavera

levante EMV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *