La empresa que vende apartamentos de Marina d’Or suspende pagos

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

apartamentosFuente: El Mundo

Tras rediseñar una plantificación nueva enfocada en el turismo

El Juzgado de lo Mercantil 1 de Castellón ha aprobado la declaración del concurso voluntario de acreedores a la empresa de promoción y construcción Comercializadora Mediterránea de Viviendas S.A. propiedad de Jesús Ger, presidente de Marina d’Or.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana este martes, con fecha 24 de abril de 2014, el juzgado de lo Mercantil acepta este concurso voluntario de acreedores en atención a la Ley Concursal.

Comercializadora Mediterránea de Viviendas S.A. es la empresa dedicada a la construcción y promoción de viviendas para Marina d’Or. Con la crisis económica y el crack de la construcción en toda España, el gerente del grupo, Jesús Ger, diseñó una planificación estratégica nueva, enfocada en el turismo y reduciendo la actividad de la construcción de la empresa Comercializadora Mediterránea de Viviendas.

El concurso de acreedores de la empresa promotora es el último paso en este proceso de adaptación de la constructora a la nueva realidad del mercado inmobiliario tras años de gran expansión y crecimiento.

La empresa en concurso de acreedores no arrastraba deudas con los trabajadores ni con los proveedores, salvo dos casos que están en los juzgados por discrepancias en ambas partes. Ahora el concurso perfilará el futuro de la constructora para hacer frente a los pagos pendientes con la administración.

Este concurso de acreedores de la constructora de Ger no tiene ningún efecto en Marina d’Or y el funcionamiento de su complejo turístico, según informó la compañía turística.

El complejo hotelero Ciudad de Vacaciones ubicado en Oropesa del Mar (Castellón) dispone de cinco hoteles de 3, 4 y 5 estrellas, 7 parques temáticos e instalaciones deportivas que se están promocionando como sede de eventos deportivos a nivel nacional. En la pasada Semana Santa registró índices de ocupación de récord.

Share and Enjoy

31 pensamientos en “La empresa que vende apartamentos de Marina d’Or suspende pagos

  1. Ana, lamento, que tanta tinta vertida se pierda por la zanja de lo insustancial y sirva de pasto a la miseria pestilente que nos invade y ahoga nuestras vidas: corrupción, xenofobia, nacionalismos caducos, etc. etc., que nos retrotraen a la caverna decimonónica que nos jactábamos puerilmente de haber superado.

    Tomo prestada una frase de Francisco (socio nº. 42). “Solo la unión de voluntades de todos los residentes de Les Amplaries doblegará a nuestros regidores públicos y veremos sustanciales mejoras en nuestra urbanización. Si hacemos piña somos más fuertes y la “insensibilidad de que adolecen nuestr5os representantes”, será derrotada por la “fuerza de la razón”, eslogan de la Plataforma/Cooperativa, que es algo más que una bella frase.

    Ana, sé que soy un ser contradictorio y, de ser consecuente conmigo mismo, tendría que haber dado por zanjado este ¿estéril? debate. Ana, si voy al médico a que me analicen los síntomas de una enfermedad, en la receta médica figurará el número de colegiado que le faculta a ejercer la medicina. ¿Te imaginas que el facultativo se negara a facilitar este dato?. Sería excluido de su profesión por práctica deontológica irregular o intrusismo particular. Lo mismo sucede en la abogacía, arquitectura, etc. Es un dato que lo consigues en los colegios correspondiente sin ningún tipo de objeción para salvaguardar los intereses de los “auténticos profesionales”. Tu negativa a facilitarlo en base a no sé que argumentos jurídicos que no especificas, bueno sí, “defensa de tus clientes” e investigaciones ¿de alto secreto? que ¿sigilosamente? estás desenmarañando lo impiden… Hay que tener un mínimo de coherencia, pues el que más y el que menos hace ya mucho tiempo que hizo la primera comunión.

    Es una lástima sí, este triste final, pues te empezaba a prestar atención cuando te percibí como más humanizada y yo soy un blandengue y tendente a la melancolía, fácil de conmover cuando vislumbro un mínimo de humanidad y te tienden la mano… Como un resorte la extiendo… No sabes, ni por asomo, la cantidad de “hostias” que me ha dado la vida por abrir mi corazón con tanta precipitación, pero es mi sino y el precio que tengo que pagar por ser tan osado en un mundo de lobos… En fin…. Es la vida….

    Tómate como autodefensa si mis escritos han sido hiriente o vejatorios en algún momento. Es mi forma de expresar mi disconformidad o desacuerdo con mis semejantes, quizá un juego dialectico de un escritor frustrado, que tuvo que ejercer oficios impuestos por el azar que nunca le llenaron del todo. En eso te doy la razón: soy un eterno insatisfecho y cierta frustración revoletea permanentemente en mi cerebro cansado de tantas vicisitudes y tantas decepciones que el albur de una vida (una supuesta dedicación profesional) no elegida te ha impuesto para ganarte el mendrugo de cada día.

    Ana, seas quien sea, ejerza de picapedrera, la abogacía o profesión desconocida, por el amor que le tengo a la humanidad en su conjunto y que, por propia experiencia, sé que no somos totalmente dueños de nuestros destinos y, consecuentemente, de nuestros actos, te brindo mi mano amiga y, llegado el caso, disfrutar de un refrigerio en Marina dÓr, en grata armonía. En mí no existe el rencor.

    Feliz viernes.

    Martín.

  2. Ana, por decir algo, yo no “pirulo” -sic- por ahí para hacer daño a nadie. Yo es que con usted me pierdo, la verdad, y no sé si pretendía decir “pululan” en el sentido de abundancia, o lo ha dicho a posta lo del verbo transitivo “pirular” en cuanto al uso que se hace de este término de “hacer la pirula” y que coloquialmente viene a significar “joder o molestar a alguien”, entre otras acepciones según el contexto en que se utiliza.

    No quiero ser mosca cojonera, pero que una “abogada” me suelte que la retórica (escrita o hablada) es tema baladí, no acabo de digerirlo. En cuanto a lo de saber leer, es tarea ingente para quien se afana en descifrar lo expuesto si “el escribidor” (coloquialmente mal escritor), no cuida con celo profesional lo que pretende transmitir.

    Payasadas o no, tan solo he pretendido expresar un sentimiento o, por mejor decir, el concepto o conclusión que saco de sus “sesudas reflexiones”. Quizá usted también, y no solo yo, debe hacer un esfuerzo para interpretar lo que los otros pretenden transmitir y no utilizar el fácil recurso del insulto gratuito. Usted jamás ofende y lo mío es enfermizo, pues sueño día y noche con usted, ¿amor patológico?. Mire usted, expresión muy en boga en la política, ya que me acusa de tener mala memoria, sin venir a cuento la mayoría de las veces, le diré que esta guerra la empezó usted “solita”. Eche mano de los archivos de esta web y verá como cada vez que era atacado desde el anonimato más execrable con injurias y acusaciones gravísimas, sin prueba alguna, por bellacos carentes del más mínimo sentido de la dignidad, aparecía usted (hombre, mujer o lo que sea) para poner la guinda a tanta desfachatez y miseria humana.

    Por favor, respete la libertad de opinión y deje de amenazar con querellas criminales. Usted se sirve sola para desacreditar “su profesión”, no hace falta que le echen ninguna mano. Hay un tal Ángel, abogado de profesión, a quien no conozco, que le ha hecho una invitación. Además, la desnuda metafóricamente hablando y deja entrever la ignorancia supina de la carrera de derecho que usted dice haber estudiado, al “picar el anzuelo” sobre su consulta, pues la pregunta tenía trampa, y haber fallado en asuntos tan elementales sobre la ley concursal de Marina dÓr, que ni un estudiante “de primero de derecho” o profano en la materia, hubiera tenido tal osadía. A ver si la van atener que denunciar a usted por intrusismo profesional.

    Yo no tengo amigos en Marina dÓr, ni chollos que salvaguardar. Aplíquese el cuento usted. Defienda los intereses de quien quiera, sea cual sea su profesión, desde la transparencia (yo lo he hecho toda mi vida) y será bien recibida. Yo también tengo miedos (lo tengo escrito) a que oportunistas mercaderes, aprovechen la bisoñez y el corto recorrido de la Plataforma/Cooperativa, para medrar de forma torticera. Yo tengo solo temores, pues soy mayor de edad y algo de sabiduría te da la experiencia. Otros dan la sensación de querer a toda costa que esto suceda. Insisto, hay que echar la vista atrás y saber de donde venimos (no lo repito , es harto sabido y extensamente publicado). El actual movimiento cívico (la Plataforma/Cooperativa),, nos permite soñar con una vida mejor en Les Amplaries en todos los sentidos y erradicar los malos hábitos. Esta es mi apuesta sin fisuras, honesta y transparente. Pretendo mirar de frente a mis iguales y ganar el dinero con mi sudor, cosa que he hecho toda mi vida. No sigo porque termino por escribir una novela nada atractiva, pues no es mi fuerte y aburro al personal, si no lo he hecho ya. Perdón…

    Y puestos a “empapelar, ¿Ana?, y te lo digo con cariño, empapélame el apartamento que estoy tieso…

    Feliz Martes.

    Martín.

    • Lobato, yo no soy Angel. No se equivoque. Yo no voy a picar en su anzuelo.
      Como usted bien dice ya somos mayorcitos todos. Las personas se merecen por sus hechos mas que por sus palabras. Usted está muy definido por sus palabras y poco por sus hechos. Yo prefiero hacerlo al revés que usted.
      El hombre está siempre dispuesto a negar todo aquello que no comprende. Por esto mismo, el fin nunca puede justificar los medios por la simple y obvia razón de que los medios empleados determinen la naturaleza de los fines producidos.
      Hay hombres que nos inspiran el deseo irresistible de molestarles, y son precisamente los que no compartimos sus virtudes.
      Quizás usted y yo estemos en medio de esta mal llamada” clase “Quizás algunos amigos suyos y quizás también mios, se aprovechen de estas circunstancias.
      Usted me habla ( escribe ) como si me conociese de mucho tiempo, cuando yo tan solo le conozco a usted de dos reuniones y tres o cuatro escritos escasamente. Se equivoca y no quiere reconocerlo. Tan solo le digo que ha perdido la espléndida oportunidad de tener una gran amiga y profesional en el derecho aunque usted quiera aquí decir otra cosa. Quizás yo también he perdido la misma oportunidad con usted. Lamento que haya sido por culpa de los ajenos.
      Siempre he pensado que el modo de deshacerse de un hombre muy amante de contradecir, es callar y escuchar reposadamente.
      Le pongo una cita de William Shakespeare .

      ” Aunque seas casta como el hielo y pura como la nieve, no por ello escaparás de la calumnia.”
      Esta cita, si es de primero de carrera.
      Espero que en prodosia no me ponga falta esta vez (si sabe leer claro está ) Aunque pienso como W. Shakespeare.
      Huy, casi se me pasaba.
      Lobato, que está tieso lo sé porque lo ha dicho usted, pero lamento no poder ayudarle. Yo empapelo en los juzgados y usted lo que necesita es un decorador de viviendas. Seguro que entre sus vecinos, alguno habrá que se preste voluntario. Ya me han dicho que según parece, está usted muy bien mirado por todos los vecinos.
      Se lo digo sin acritud, no empecemos otra vez.

      • Buenos días Ana: he leído tus últimos dos escritos (el dirigido a mí y a Ángel). No voy a entrar en disquisiciones jurídicas y ni mucho menos a formar opinión sobre una materia que desconozco y que dejo en manos de profesionales por puro sentido común. Reconozco, eso sí, que tu dicción y tu prosodia “algo menos” han mejorado sustancialmente. Vamos, que te has puesto las pilas, no sé si mi regañina te ha tocado el amor propio, pero ha surgido “de pronto” una Ana más brillante y cabal, hasta pareces abogada en tu alegato a Ángel. Has eyaculado en tu escritura dosis de sentido común y sapiencia profesional. Cuando yo digo que eres camaleónica…

        Dejas entrever que Ángel es Luis y “deslizas” “intencionadamente” veladas sospechas sobre este último (Luis) que no terminas de concretar, quizá porque este no es el foro indicado y podrían perjudicar “esos trabajos que te han encomendado tus clientes” y que podrían dejar en muy mal lugar a la Cooperativa y a algún que otro “aprovechado”. Como has llegado para quedarte “mucho tiempo” -parece el título de un western americano- y “desenmascarar” los tejemanejes de la Cooperativa, espero que pises un poco el acelerador para finalizar el expediente en tiempo y lugar, pues estamos ávidos por conocer el supuesto entuerto que desconocemos y que, de ser fiable tu información, cuanto antes lo atajemos, mejor para todos.

        Hay algo, empero, que no me encaja. Si Luis fuera Ángel, no entiendo como te invita a intercambiar el número de colegiado y colegio de abogados al que pertenecéis. Tonto no creo que sea… Yo le retaría. Es más, lo haría público en estas páginas. ¿En qué puede perjudicar a los profesionales del derecho que se sepan estos datos?. Son públicos y notorios en todos los casos y sin la identificación previa no pueden ejercer la defensa de nadie, so pena de incurrir en intrusismo profesional. Ana, no entiendo tu negativa a esta petición y creo que pierdes una gran oportunidad para reivindicarte como abogada y recuperar el prestigio que con tus evasivas y contradicciones has perdido en mi modesta opinión. Te aseguro, que si le echas coraje y te quitas el disfraz en el que te parapetas y nos demuestras que no eres una intrusa y que realmente ejerces la abogacía, tendrás mi respeto y consideración y seré totalmente imparcial a la hora de emitir mis juicios, sin tomar partido a priori por ninguna posición, ni por cuestión de simpatía ni por cualquier otra razón que no sea la equidad por la que se deben regir nuestros actos. Que gane la “Verdad”, con mayúscula.

        El trabajo espera y ya he agotado el tiempo, pero quiero añadir algo más. No sé ni me importa el concepto que tengan mis vecinos de mí. Son libres de crearse su propia opinión, pero sí quiero aclarar que para opinar de las personas hay que conocerlas “en profundidad”. Es cierta la cita literaria que viertes en estas páginas: “Aunque seas casta como el hielo y pura como la nieve, nunca escaparás de la calumnia”. Es el sino de todos los mortales, yo incluido…

        Te he sentido más humana conmigo esta vez… Te lo agradezco.

        Feliz Miércoles.

        Martín.

        • Sr. Lobato
          Cuando Ana quiera, estoy dispuesto a cumplir con invitación que le hice, reiterándome en la misma.
          Y le aseguro que me llamo Angel
          Saludos

        • Lobato:
          Le adelanto que yo siempre tengo las pilas puestas. Lo que ha ocurrido esta vez es que usted ha leído mejor, ha leído sin rencor, cosa que le agradezco.
          Lobato, no tiene que encajarle nada. Ya le dije ayer en mi último comentario lo que opinaba de todo esto. Veo a la vez que coincide conmigo en cuanto a la cita de Shakespeare. ¿ que queda mas por decir ?
          Digame cuando me he negado yo a nada. Me habla de intrusismo, ¿ que intrusismo ? y ¿ si le digo que soy pintora , o poeta o escritora como en alguna ocasión me ha llamado usted, hubiera cambiado la cosa ?
          No, no hubiera cambiado nada, me hubiese insultado usted y su amigo igualmente. El intrusismo es otra cosa. Usted puede decir públicamente que es abogado siendo comercial. Lo que no puede hacer es ejercer de abogado porque no lo es. Eso seria intrusismo.
          Dice que deslizo sospechas intencionadas. Eso es lo que su mente le hace ver, cosa que lamento mucho. Yo no deslizo nada, cuando tengo que decir algo, lo digo bien claro , sin deslizar. Cosa que no ha sido el caso.
          Tampoco he perdido ningún prestigio. Eso es algo que tengo muy ganado desde hace muchos años. Otra cosa es que les interese a algunos desprestigiarme, cosa les va a ser tarea ardua.
          Lobato, ni he entrado en contradicciones ni tengo ningún disfraz. Eso lo dejo para carnavales.
          En cuanto al respeto le digo que eso va en las personas. Yo respeto hasta a los enemigos si es que tengo algunos, cosa que dudo que haga mucha gente y a las pruebas me remito. Otra cosa es que hubiese sido hombre, seguro que usted y su amigo no me hubiesen faltado, pero ya le digo, no se preocupe por ello.
          Usted si se desenmascara y reconoce parcialidad en su escrito, cosa que por lo menos le honra el decirlo. Ya no se como lo verán esto los demas.
          Y en cuanto a el resto le digo que Ana como tal, es una simple vecina como lo es usted que por disponer de tiempo se va a dedicar a velar por sus intereses en la urbanización y desenmascará a quien estime oportuno aprovechandose de su profesión. Y ayudará a todos los vecinos que le requieran como tal, y si a usted le parece bien, o a su amigo y a la cooperativa o la plataforma o Marina Dor o a quien sea, le parece mal, poco me va a importar.
          Ya dije aquí lo que NO voy a hacer, y repito, no me voy a entremezclar en ningún asunto que ya lleven otros compañeros. Pregúntele a ese que me amenaza diciéndome que tenga cuidado, recordándome tiempos oscuros y prácticas mafiosas, si sabe como se llama tal acción en el caso de cometerla. Y a la vez le pregunta la pena tipificada en el código penal en cuanto se refiere a las amenazas.
          Recuerde a Shakespeare Lobato, entenderá en ello muchas cosas.
          Le he contestado mas o menos por orden. Lea bien, no vaya y me hable otra vez de prosodia o sintaxis.

          • Ana, es fiesta en Madrid, (San Isidro) y me voy con mi mujer a respirar aire puro al Campo de las Naciones y, de paso, tomaremos algún refrigerio. Voy a ser “brevísimo” para sorpresa de mi “amigo” Pablo, pues queremos aprovechar el día radiante que ilumina Madrid y es largo el paseo hasta tan bello paraje.

            Tan solo decirte que tu último escrito me ha defraudado, pues está lleno de generalidades y es un batiburrillo de palabras desperdigadas que no dicen nada (por muy ordenada que hayas sido en la exposición) y, lo que es peor, vuelve la peor versión de Ana, supuesta abogada, que opera desde la trastienda, que amaga pero no da, y me recuerdo a Don Quijote en sus locas ensoñaciones con los molinos de viento, perversos y malignos gigantes que había que eliminar. Cervantes tenía un pase, pues su obra fue y es reconocida universalmente. Lo tuyo no pasa de opereta hilarante que, a lo sumo, puede conmover a un público adormecido o no comprometido (también a insustanciales amantes discutidores de taberna poco propensos al raciocino, que tanto “pululan” por nuestra piel de toro.

            Siento decirte que me has defraudado una vez más, y no se trata de estar ciego y ser parcial, como tu te empeñas en calificar mis palabras escritas (no sé quien no sabe leer), sino del más elemental sentido común. Tú sabrás lo que buscas con las proclamas que vomitas contra todo lo que se cuece en la Plataforma/Cooperativa y que dices pretendes “desenmascarar” por perversas, pero con ese discurso vacío no puedes convencer a personas con un mínimo de juicio, aunque este, dicho sea, escasea bastante en esta sociedad.

            Yo también te he invitado a que te presentes en sociedad y te has negado. No tienes credibilidad para mí.
            Voy a cien por hora, mi mujer quiere salir a respirar aire puro, lo que leo a aquí (por ti) parece que está contaminado.

            No sufras, no voy a ha escribir sobre sintaxis ni prosodia, tal vez ya de nada contigo, no vale la pena.

            Un saludo.

            Martín.

          • Realmente no vale la pena . Yo tampoco voy a escribir nada mas de prosodia ni de nada con usted ni con sus buenos amigos.
            Es una lastima pero…….quien siembra vientos, recoge tempestades.
            Hasta siempre.

  3. Lobato, hay un refrán o dicho popular que dice: ….Cree el ladrón que todos son de su condición….
    Nadie mas que usted se refleja en lo dicho por usted hacia mi, bueno hay uno mas Pablo, ese que tanto le ayuda.
    Mire como ya se quien es usted y le he visto el otro dia en la carpa haciendo un ridículo espantoso, no voy a hablar de usted ni de ese tal Pablo.
    Yo normalmente hablo con personas coherentes y que no insultan ni ningunean a nadie con el único propósito de defender sus bolsillos involucrando a todos en una cooperativa .
    Lobato, he de decirle que yo no soy escritora, soy abogada y vengo para quedarme una larga temporada . Quiero ver in situ como funcionan las cosas y desenmascarar algunos temas. Tiene usted muy poca memoria, debería ir al medico.
    Y otra cosa, usted es muy poca cosa para decirme a mi que me alegran ciertos cierres patronales, si no así, mas o menos es lo que usted me quiere decir.
    Yo soy tan perjudicado como usted, lo que pasa es que soy bastante mas realista que usted también y por eso digo aquí que se veía venir, solo por eso y porque RECUERDE soy ABOGADA, y llevo algunos temas relacionados en nuestra urbanización. Mi obligación es la de investigar para hacer justicia y la suya y la de su compañero es la de insultar y malmeter protegiendo a una cooperativa que serias dudas tengo de que sea todo legal. Pero para eso estoy aquí, para eso me pagan mis clientes, para averiguarlo. Todo se verá.
    Ahora lo que mas preocupa es el futuro de Marina Dor y de mi casa, la casa de mis vecinos y la de mis clientes.
    Salu2

    • Mire usted, Ana, o como quiera que se llame, pues sigue teniendo la indelicadeza de no identificarse. Para mí usted es la misma que se jactó tiempo atrás hasta la paranoia de ser escritora y que ahora añade en su “brillante currículum” la condición de abogada y es tal empeño o énfasis (por no decir lo reiterativo) en que e sepa que ejerce la abogacía que produciría la hilaridad colectiva si no fuere porque aquí (en Los Amplaries) no estamos precisamente para bromas y, también, por qué no decirlo, por caballerosidad e hidalguía hacía su persona, no exenta del pudor que caracteriza a cualquier persona y que frena los instintos más canallas para evitar la crueldad innata que llevamos dentro (usted que se pavonea de ser “letrada” debería saber muy bien que las leyes no existirían si el ser “humano” hiciera honor a su calificativo) y a la que usted está haciendo “méritos más que sobrados” para que se rompa la barrera del civismo que nos frena y sacar la bestia que llevamos dentro.

      Habla de educación y de coherencia y se pone a insultar como una barriobajera (así es como se manifiesta en las altas instancias de donde dice proceder). “hice un ridículo espantoso..”, ¿lo dice por la indumentaria?. Lo de la vestimenta tiene su historia, pero no se la voy a contar. Si es que no le gustó mi discurso y la manera de enfocar los temas en los que me vi inmiscuido, tuvo la oportunidad de “elevar la voz” y rebatirlos, ya sabe que a nadie se le silenció, pero no, es más fácil, “y de cobardes”, como el tal Del Burgo, aprovecharse del anonimato de una página web para descalificar a los demás. Usted sí que se refleja en sí mismo y queda totalmente retratada. Excepcionalmente, pues nobleza obliga, y dado que presume de “volar alto”, le diré que su dicción y sintaxis dejan mucho que desear. Tampoco en prosodia sale bien parada. Habrá que preguntarle a “sus clientes” por su estado mental al encomendarle a usted su defensa. Mira que si en uno de sus arranques manda a “tomar por el c… a su señoría, porque ni subliminalmente está la altura de su sabiduría… Hágaselo ver….

      A Pablo, le conocí pegando carteles para la reunión de la Carpa, o sea, que lo “de amigo” es una metáfora, que espero no tenga que explicarte lo que significa.

      No sé a dónde quieres llegar con lo de “defender mi bolsillo” involucrando am todos en la Cooperativa… Si eres capaz de demostrar que me he quedado con un solo céntimo de nadie o que mi defensa a ultranza de la Plataforma/”Cooperativa” es tan solo un trampolín para medar a costa de los futuros cooperativista, denúncialo aquí con toda la crudeza y con toda la fuerza de la razón “documentada”, de lo contrario tenga la decencia de cuidar el verbo que utilizas, máxime tratándose de una “letrada”, que debe, por razón de su cargo, hacer uso de la palabra con mesura y templanza, a no ser que le tenga que encuadrar en ese amplio ejercito de leguleyos indoctos e incompetentes profesionales de la abogacía de los que hay que huir como de la peste.

      Si ha llegado a Marina dÓr para “quedarse mucho tiempo”, pues tiene una misión muy importante que cumplir en defensa de nuestros vecinos de Les Amplaries (sus clientes), hágalo con criterios profesionales y no como una histérica prepotente que acusa sin pruebas, y más que un despacho de abogados lo parece necesitar es un psiquiátrico donde le analicen esos aires de grandeza y esa enfermiza propensión a salvar en solitario los males que nos acechan a todos los residentes de Marina dÓr al estar, supuestamente, en manos de mercaderes sin escrúpulos. Nos queremos salvapatrias . Ya tuvimos uno hace muchos años y fue un desastre que aún colea todavía en el subconsciente de mentes que se resisten a ver el mundo como algo que nos concierne a todos y no a iluminados.

      Que tenga un buen día.

      Martín.

      • Sr Lobato
        He planteado la cuestión bajo el pleno convencimiento de que la Sra. Ana no me va a contestar., al menos con argumentos técnicamente jurídicos. Verá usted, he leído varios post de esta persona y he podido comprobar que hay “ciertos detalles” que ponen en entredicho su formación como abogada que dice ser.
        Si quiere contestarme que lo haga, es más, le invitaré a intercambiar nuestros números de colegiado y el colegio de abogadios al que pertenezcamos.
        Un saludo

    • Podría darme su opinión jurídica sobre nuestra situación como propietarios frente al concurso de acreedores?
      Gracias

        • ¡Ay!, Ángel, qué preguntas haces… Ana (llamémosle así, pues saber su filiación es toda una odisea), te remitirá a su despacho de “abogados”, ubicado en alguna constelación o galaxia muy alejada del planeta tierra que se le ha quedado pequeño para ejercer su conspicuo magisterio, no apto para seres diminutos o liliputienses, enanos terrícolas con disfunción cerebral incapaces de aprehender su magna sabiduría. No sigo que me pierdo…

          Con los pies en la tierra… De ser real o de este mundo, ¿Ana?, te hará pasar por taquilla -recuerda que ha venido a Marina dÓr para quedarse largo tiempo- y defender, “previo estipendio”, se supone, de los “herejes” (esos chalaos del movimiento cívico-no me atrevo a decir “cooperativa” no sea que me excomulguen los biempensantes”-), que han venido a remover no sé qué mierda que apestaba por los cuatro costados en Marina dÓr (supuestos presidentes de comunidades comprados, una administración única (Servicom), presuntamente indecente, unos políticos, ¡¡¡se han ganado a pulso el desprestigio que señalan las encuestas!!!, “que barren para casa” y el concepto de “servidores públicos” solo sirve para chanza en garitos o monólogos de toda índole y condición, un constructor -Jesús Ger-, de origen catalán y avispado él, pero que no tenía ni zorra idea del negocio inmobiliario (no sé si su anterior negocio familiar se centraba en los zapatos), pero que supo rodearse de sátrapas y astutos oportunistas (concejales de urbanismos, supuestamente, no sea que me “empapelen”, alcaldes codiciosos, banqueros insaciables, etc, etc.) para “presuntamente” medrar torticeramente, aprovechándose de la mayor estafa a escala nacional que se ha dado hasta la fecha: la del ladrillo), pero que ahora, retomo el discurso, resulta que los apestados son “esos yayoflautas”, que en vez de bostezar su hastío y su improductividad y calmarlos con la “pastillita para la lumbalgia y otros achaques propios de la edad”, han decido dejar aparcada la placidez de sus vidas de gandulería y sesteo, y reconvertidos en quijotes ver gigantes amenazantes donde solo existen molinos de vientos inofensivos. Y yo calentándome la cabeza, sin querer ver, lo que hace la ceguera, que estábamos en muy buenas manos, antes de aparecer estos abueletes.

          ¡¡¡Ana!!!, por favor, pisa tierra firme cuanto antes, devuélvenos a los mecenas que nos vendieron el paraíso y que hemos condenado a las tinieblas con el estigma de saqueadores grabado perennemente sobre su piel.

          Prepárame la minuta, Ana, (engordada para que haga juego con la bestialidad que (algunos muchos) pagamos por un apartamento “normalito”).

          • …no he terminado. No solo seré tu cliente favorito y haré campaña por ti y tu despacho de abogados para que te forres en tu nueva andadura en Marina dÓr, sino que te ayudaré a restituir la honra de tus venerables y vituperados defendidos (Servicones y Cía) y echaré el resto para erradicar a estos aburridos abueletes que por momentos nos han lavado el cerebro.
            ¡¡¡Venga ya de vendernos motos gripadas!!!. Se la vendes a otro, Ana.

            Con cariño.

            Martín.

          • No se que tiene que ver todas estas payasadas inventadas por este tal Lobato contra mi ni porqué. Yo no le he insultado nunca Lobato, excepto ahora que si le voy a llamar EMBUSTERO patológico. Le aconsejo que vaya a un profesional, esto se lo digo con todo el cariño del mundo. Sopena de que no sea usted un personaje de esos que hoy por desgracia pirulan por ahí haciendo daño desde que se levantan hasta que anochece por el mero hecho de sentirse bien con sus propias fustraciones.
            No voy a perder mucho tiempo con usted, no vale la pena, pero si le diré que deje usted de compararme con nadie porque me voy empezando a cansar y le voy a meter una querella criminal por acoso e insultos y difamaciones.
            Usted, en vez de estar todo el dia preocupandose de mi, preocupese de su casa y conteste a los que aquí escriben si quiere. No la tome conmigo que el enemigo es otro. Yo digo lo que también dicen otros, o es que usted solo ve lo mio, o me tiene manía. Todos los que aquí dicen algo de la nueva situación estan conmigo y coincidimos. Hágaselo mirar porque es usted y no yo quien está solo.
            En cuanto a mi sintaxis y prosodia le tengo que decir que no es todo escribir, es saber también leer. Claro que no todos somos vendedores y no tenemos tantas carreras como usted. Yo solo tengo una.
            Yo no vengo a vender motos a nadie, no soy como usted que está vendiendo la cooperativa a todo el mundo. Yo no vendo nada porque ademas a mis vecinos no les cobro las consultas, lo hago gratis porque pienso que es en beneficio para todos. Claro como usted y su plataforma tienen abogados, lo mio les debe de parecer raro y por eso usted se dedica a desprestigiarme y lanzar insidias contra mi, no vaya y le quite a alguien amigo suyo el chollo. Repito, tenga usted mas cuidado la próxima vez porque a mi no me conoce de nada y estos insultos y descrédito a mi profesión, le pueden salir muy caros.
            Por cierto no voy a desvelar mi identidad hasta que tenga claro que los vecinos son los propios interesados en que esto se ponga en marcha y busquemos soluciones. Si todo el mundo opina como usted ¿ alguien cree que voy a poner mi despacho a su disposición? Pues no, yo defenderé lo mio y desenmascaré a los tiranos aprovechados de las buenas gentes y ademas lo voy a hacer gratis. No vaya por ahí diciendo otra vez que saquearé bolsillos porque le repito, le voy a denunciar y las consecuencias no van a ser agradables para usted.

          • Sr Lobato
            ¿Ha leído usted la contestación que me ha dado mi “compañera” Ana.
            Bien, a ella no le voy a contestar. Simplemente le he cursado una invitación. Ella verá sí la acepta o no.
            Entrando en el contenido de la contestación, esta señora me aconseja que nos demos prisa en inscribirnos en el juzgado como afectados o como acreedores. No voy a dar aquí una clase magistral sobre un procedimiento Concursal, pero si le diré que jamás he oído una aberraccion como el consejo dado por esta señora. En un procedimiento Concursal ¿inscribirse como afectado o en algunos casos como acreedor en el Juzgado? ¿ es que en un concurso se diferencia entre afectados y acreedores?
            Esto ni un estudiante de tercero de carrera la plantea.
            Decir que un abogado tiene que estar colegiado en Castellón para poder llevar un asunto en esta demarcación es, simplemente, desconocer las normas sobre actuación de los abogados. La inscripción en un único colegio habilita a un abogado para ejercer en todo el territorio nacional
            Sin comentarios…..
            Saludos

      • Señor Angel, le agradezco que me haga esta pregunta pues al igual que muchos otros, en estos dias están bastante preocupados con este tema del concurso de acreedores.
        Al ser yo conocedora de que la plataforma dispone de abogados( segun ellos ) no voy a ser yo quien se entremezcle en asuntos que ya llevan otros compañeros que me imagino estarán colegiados en Castellon para poder llevar este asunto.
        Lo único que le puedo adelantar es que lo primero que debemos de hacer es DARSE PRISA ya que podemos llegar tarde. Debemos de presentarnos ante el juzgado y ver como se produce la quiebra e inscribirnos como afectados y en muchos casos como acreedores.
        Le dejo una sentencia para que se pueda dar una idea de como deberiamos de actuar. Pero insisto, no me quiero entremezclar en asuntos que me imagino ya llevarán los abogados de la plataforma.
        Sentencia nº 294/2012 de 26 de abril. Esta sentencia es de Murcia, pero le adelanto que tenemos muchas mas de distintas ciudades y pueblos.

          • Hay, hay Angel, o mejor ¿LUIS?
            ¿Ve usted como se coge a un mentiroso antes que a un cojo? Ha entrado usted al trapo antes de lo que me pensaba. Ha picado usted el anzuelo como una inocente sardinilla.
            Pero hombre , si no se hubiese precipitado, y hubiese leido bien el escrito, se hubiese dado cuenta de que tiene trampa, pero sabía que iba a picar. Su catadura moral ya sabia yo que no le permitiría dejar de dárselas de sabio.
            Entiende que no le llame compañero ¿ verdad ?
            Ni tan siquiera comenta usted nada de la sentencia que pongo aquí. Ni habla usted de la premura en el tiempo, porque el tiempo cuenta en un concurso voluntario ¿ no ? o necesario. Dice usted que no va a explicar aquí lo que es un concurso de acreedores, ¿ y que quiere que lo explique yo ?. Yo ya lo he explicado a quien ha tenido a bien preguntarmelo hombre de dios, usted sabe que ni usted ni yo vamos a hacer algo asi en un foro abierto y anonimo, porque mucho decir Lobato que no me identifico pero usted tampoco lo hace.
            Ahora en plan chulesco me reta a que nos demos los diferentes numeros de colegiado. Usted no está bien del todo me temo.No crea que no voy a contar esta anecdota en el colegio, lo haré, lo haré, no tenga duda.
            Le recuerdo y para que no pique otra vez que se lea nuestro estatuto y piense detenidamente en lo que dice el articulo 17.3 porque usted solo debe recordar lo que dice el articulo 11. El primero habla de obligaciones y de informaciones al colegio. De mi estoy segura que tienen muy buena información , me imagino que usted podrá decir lo mismo y con contundencia, como yo. Me imaginaba que usted comentaría algo sobre la conveniencia de estar colegiado el abogado en esta provincia, o la forma de plantear el caso ante los afectados que yo les llamo también acreedores. Pero veo que usted se va directamente a desprestigiar a una profesional ¿ con que fin ? solo usted lo sabe. Bueno y yo y muchos también lo sabemos.
            Termine usted de estudiar, procure que no le queden asignaturas pendientes y lea de vez en cuando nuestro código deontológico. Solo es el consejo de alguien que si respeta a sus compañeros de profesion.
            Me dicen mis socios que me ria un poco, el tema se las trae con usted. Lo siento les debo de hacer caso. Ya sabe usted lo que es compartir despacho. Ja, ja, ja,.
            Por cierto es imposible que usted me haya seguido en este foro. Yo solo he salido aquí en dos o tres ocasiones y no he hablado de derecho, quizás alguna mas, tampoco estoy siguiendo esto todos los dias. Si se que algunos de mis comentarios no han sido publicados. Con este harán lo mismo para que usted quede bien y yo no.

  4. Hay que tener mala intención. Poner una foto de una empresa comercializadora de Apartamentos que no tiene que ver nada con Marina D, or ni por supuesto con la suspensión de pagos. Quiero pensar que ha sido por error.

    Saludos.

  5. Después de una pésima construcción de nuestras viviendas y edificios y lo que queda por arreglar, ¿ quién nos va a pagar ?, ¿ quien se va hacer cargo de los edificios y viviendas que están aún en garantía.

    • Pues ya sabes desde este momento nos convertimos en acreedores y seremos uno mas. No obstante yo creo que la Plataforma hará alguna gestión y nos mantendrá por lo menos informados.
      Y sino a negociar con el administrador judicial.

      Saludos.

  6. Lo raro es que no suspendiera pagos antes la empresa constructora del grupo. Entiendo que no afecta a la empresa hotelera, que tiene pinta de ir bastante bien. A ver si esto le permite desprenderse de ese pasivo e incrementar su inversión en la parte hotelera, parques temáticos, eventos, etc.

    • Querido Sr. Rubio que la Sub-Empresa de Marina D’or, que controla los hoteles va bien, lo vamos a ver en poco tiempo, ten presente que esta tirando los precios, coge cualquier evento (Congreso de naipes, Campeonato de tiro al arco, Carrera de camareros), llena los Hoteles con precios que no cubren los gastos, están deseando que abra el Aeropuerto para llenar el complejo con turismo de borrachera, con todo mi respeto, esto se HUNDE. A pesar de ello sigue habiendo gente que cree que el hotel de “veintitantos” pisos se va a construir, ILUSOS.
      En el refrán castellanos hay muchos ejemplos de lo que esta pasando, que cada uno coja el que más le guste.
      Un saludo

  7. Sr. Ger ahora quien hará frente a los impagos que tiene con las distintas comunidades del complejo. Esta es la miel y no la hiel que tanto predica.
    Un saludo.

  8. Visto hoy en Idealista.com News:
    Marina d’or, en concurso de acreedores con una deuda de 400 millones.
    Marina d’or ha sucumbido a la suspensión de pagos pese a llevar años logrando refinanciar su deuda. el juzgado de lo mercantil de castellón ha aprobado el concurso de acreedores de comercializadora mediterránea de viviendas, la antigua marina d’ or-loger, con un pasivo de unos 400 millones de euros.
    se trata de una compañía amenazada por la suspensión de pagos. ya en 2011 tuvo que refinanciar la deuda de 2010 in extremis. Por aquel entonces logró refinanciar los 60,5 millones de euros de deuda que le vencían en 2010
    Ver enlace:
    http://www.vice.com/es/read/marina-dor-ciudad-de-vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *