Orpesa rechaza desviar la vía verde como pedía una constructora

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Fuente: Levante

El ayuntamiento firmó un convenio con la empresa para hacer el cambio, que afecta a un LIC

Tunel Via Verde El Ayuntamiento de Orpesa rechazó ayer una modificación del PGOU propuesta por la mercantil Costa Bellver que comportaba el desvío de un tramo de 350 metros de la Vía Verde que une al municipio con la vecina localidad de Benicàssim. Según explicó el edil de Urbanismo, Tomás Fabregat, la decisión se tomó al comprobar que “no se cumplían los condicionantes técnicos y medioambientales adecuados”.
El Ministerio de Fomento, la Generalitat Valenciana, Adif y las localidades de Orpesa y Benicàssim suscribieron en 2008 un acuerdo para transformar el antiguo trazado del tren en la actual Vía Verde, muy utilizada para hacer deporte durante todo el año. Ese mismo año, el consistorio de Orpesa y la empresa Costa Bellver, urbanizadora de las fases I y II de la zona residencial Torre Bellver, firmaron un acuerdo de intenciones para modificar el trazado. “La empresa pretendía devolverle a la zona su aspecto original ya que Renfe creó un talud artificial para la vía del tren”, indicó Tomás Fabregat, que remarcó en todo momento la voluntad consistorial para que el proyecto se lleve adelante “siempre que se cuenten con los informes técnicos favorables”.
Para Fabregat, este modificado podría configurar un trazado “más espectacular ya que discurriría junto al mar. Sería más atractivo para viandantes y ciclistas”. No obstante, el edil orpesí señaló que la propuesta actual “no cumple con el PGOU. Además, hay una zona medioambiental protegida”.
El responsable del área de Urbanismo explicó que, desde la Unión Europea, se especificó que existe en la zona un lugar de interés comunitario (LIC), “del que no tenía constancia ni el consistorio ni el promotor”. Tomás Fabregat aseveró que “supuso una dificultad añadida a una opción de desvío que parecía factible en un principio”,
Fabregat insistió en que, “siempre que se plantee una alternativa aprobada por los técnicos será apoyada por el equipo de gobierno”. La empresa se encargaría de sufragar el proyecto, según recalcaron desde el equipo de gobierno.
Desde el Bloc, que se abstuvieron en la votación, consideraron que “rechazar la propuesta de la empresa con un convenio firmado entre las dos partes podría llevar al consistorio a un proceso judicial”. Su portavoz, Josep Lluís Romero, dijo que desde la suscripción del acuerdo, “el PP es coautor de esta modificación”, de la que dijo “no entender el trasfondo”.

Share and Enjoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *