La oferta por el aeropuerto es de 87,5 millones y hay que indemnizar al exgestor antes de la venta

Moliner revela que el grupo hispanolibio quiere pagar un 40 % menos de lo que ha costado la base – La operación está supeditada a que el Consell resuelva y asuma el coste del litigio con Concesiones

JORDI RUIZ CASTELLÓ Ante la imprecisión de la Generalitat, ha tenido que ser la Diputación de Castelló, accionista minoritaria de Aerocas, la que detalle algunos de los aspectos sustanciales de la oferta de compra del aeropuerto presentada por un grupo hispanolibio y que el Consell está analizando.
En respuesta a una batería de preguntas presentada por el Bloc, el presidente provincial, Javier Moliner, concreta que la empresa pretende pagar 87,5 millones por las instalaciones. La diferencia hasta alcanzar los 200 millones anunciados corresponden a inversiones que realizaría el comprador para ampliar la pista de vuelo y la zona logística. Como informó este diario, en la propuesta se incluyen los 5,4 millones de metros cuadrados de suelo propiedad de la diputación.
La cantidad que ofrece el grupo hispanolibio es un 40 % inferior a la inversión declarada por la Generalitat, que ronda los 150 millones de euros. El precio final reconocido de las obras es de 111,4 millones, a los que ha que sumar otros conceptos, como los 11,2 millones de revisión de precios o los sobrecostes derivados de las paralizaciones (la que decretó el Ministerio de Fomento supuso un encarecimiento de 18 millones).
Un punto sustancial que desvela Moliner es que la indemnización a Concesiones Aeroportuarias “es condición previa a la adquisición”. De manera, que la operación queda vinculada a la resolución del conflicto entre Aerocas (participada en más de un 99 % por la Generalitat) y la exconcesionaria. Esta última empresa, que se encuentra en concurso de acreedores, demandó a Aerocas por incumplimiento de contrato y le reclama una indemnización de 126,5 millones de euros. El comprador quiere un aeropuerto libre de cargas, por lo que la Generalitat se ve obligada a resolver el conflicto con Concesiones. El tiempo juega en contra porque el presidente del Consell, Alberto Fabra, aseguró que la decisión sobre la venta se adoptará antes de marzo.

La opción del aval
Fuentes cercanas al aeropuerto confirmaron que la operación está condicionada por el pleito con la exgestora. Sin embargo, apuntaron que se podría ejecutar la venta sin necesidad de que antes se resuelva el litigio. Podría articularse algún tipo de aval en virtud del cual la Generalitat se comprometería ante el comprador a asumir la indemnización a Concesiones Aeroportuarias.
Por otra parte, Moliner asegura que tuvo conocimiento de la oferta de compra el pasado 2 de enero, cuando se la trasladó el presidente de Aerocas, Carlos Fabra, quien informó a los medios una semana después. El responsable de la diputación afirma haber mantenido conversaciones con el jefe del Consell, Alberto Fabra, y asegura no tener constancia de la propuesta de creación de puestos de trabajo. Carlos Fabra habló de entre 1.200 y 1.400 empleos directos e indirectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *