Castellón, tierra de agravios

El AVE, la N-340 o los presupuestos del Consell siguen alejando los proyectos prometidos para la provincia hace años
Todas las administraciones rebajan las inversiones tras años de déficit
Ni en época de vacas flacas ni cuando las cosas iban bien. La provincia de Castellón mantiene el agravio comparativo con otras zonas de España así como con el resto de las provincias valencianas y antes ha llegado la crisis que arrasa con todo que se han materializado algunos de los proyectos más importantes para su desarrollo económico.

Ejemplos como tener la principal carretera estatal con varios puntos negros, un aeropuerto sin apoyo estatal a diferencia del resto de las bases españolas, ningún edificio emblemático… Ni siquiera los grandes eventos acariciaron a la provincia norte de la Comunitat.
Con todos los presupuestos ya encima de la mesa, el agravio sigue pese al déficit histórico que arrastra Castellón.
El primer gran ejemplo del varapalo de una medida de una administración superior empezó a fraguarse en verano, cuando el Ministerio de Industria anunció un aumento del precio del gas para la industria. Pese a que afecta a varios sectores de la economía nacional, Castellón es, comparativamente, la mayor daminificada.
El hecho de que la cerámica conviva de forma histórica en un triángulo de poblaciones implica que el 94 por ciento de la producción nacional salga de la provincia. Por ello, el empleo industrial está íntimamente ligado a Castellón. Los efectos de la tasa del gas son claros: los empresarios creen que el paro crecerá un 36 por ciento sobre el 28 que ya existe.
A ello se le une el peligro de deslocalización de las empresas que se asientan en la provincia. Pese a los esfuerzos del PP de Castellón e, incluso, del PPCV, el Ministerio ha decidido proseguir con el céntimo verde, si bien desde el sector no se tira la toalla y aún se lucha por lograr quedar excluidos.
El Gobierno central, por su parte, ha rebajado y mucho las inversiones en toda España. Sin embargo, las grandes promesas con las que el PP -fuerza mayoritaria en la provincia- llegó a Moncloa para Castellón se han quedado por el camino de los ajustes.
El principal ejemplo es el AVE. Tras ocho años de feroces críticas a la gestión de la socialista Magdalena Álvarez primero y de José Blanco después, la solución de Ana Pastor para la alta velocidad no deja de ser un parche. La propuesta que se contempla es crear el tercer carril. Es decir, en la actual vía instalar un raíl intermedio que permita circular trenes AVE de Valencia a Castellón. Sin embargo, la plataforma actual compartirá su uso con los cercanías, los regionales y las mercancías.
Nada de plataforma independiente. Tampoco Aena está por la labor de apoyar el aeropuerto pese a la reiterada reclamación de los empresarios. Ya en la era Aznar el PP dio la espalda al proyecto y el entonces líder de Castellón, Carlos Fabra, apostó por la gestión mixta.
Ni la N-340 en la capital, ni puertos problemáticos como el de Querol y, mucho menos, la autovía que debe conectar la base de Vilanova d’Alcolea con Tarragona se contemplan para este año.
Y faltaban los presupuestos de la Generalitat, anunciado el martes. Con la grave falta de liquidez y las exigencias de cumplir con el objetivo del déficit, se veía venir que muchos proyectos estrella se verían aparcados.
Aunque muchos -sobre todo en Valencia- apuntan a que la procedencia del jefe del Consell inclina la balanza a favor de su tierra, los datos lo desmienten. Castellón recibirá un 26 por ciento menos que el año pasado. Nada queda de las promesas de dos hospitales, los centros de salud o el rectorado de la VIU, por poner ejemplos.
Con el nuevo panoramo económico la realidad se impone y salvo la ciudad de Castellón (que mantiene algunas líneas de crédito sobre el TRAM o el edificio de Hacienda) la mayoría de inversiones concretas para las localidades se quedan en el aire. Una situación que se suma a las deudas que mantiene el Consell con algunos sectores clave como por ejemplo el ITC. Un año más que complicado para la provincia del paro.

Un pensamiento en “Castellón, tierra de agravios

  1. Toma AVE trazado “radial”,toma T4, toma EUROVEGAS, toma OLIMPIADAS, toma autopistas deficitarias y ruinosas que se pagaran al final por “todos” como: R2, R3, R4, R5, AP-41, M-12, etc etc, que le prometieron a castellón ? que andamos tarde que se lo han llevao.
    Un saludo y que todo salga bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *