El Gobierno incumple en Castelló sus compromisos inversores

Los presupuestos de 2012 recogían un partida de 30 millones para el corredor mediterráneo y el AVE que no se ha ejecutado La llegada de la alta velocidad queda aplazada de manera indefinida

JORDI RUIZ CASTELLÓ 
El gobierno de Mariano Rajoy ultima las cuentas estatales de 2013 sin haber cumplido ninguno de los grandes compromisos inversores asumidos para el presente ejercicio en la provincia de Castelló. El principal incumplimiento es el del AVE y el corredor mediterráneo, que tenían asignados 30 millones de euros que no se han ejecutado.Los primeros presupuestos de la era Rajoy supusieron un desplome de la inversión en Castelló, al pasar de los 201 millones de euros de 2011 a los 126 millones de 2012. Como novedad relevante, se habilitó una partida genérica de 30 millones para el desarrollo del corredor mediterráneo en la provincia. Desde la Delegación del Gobierno en la Comunitat se afanaron en destacar que dicha partida incluía el AVE a Castelló. Posteriormente se apuntó la posibilidad de que las obras arrancaran este mismo año, a pesar de que la asignación económica es minúscula en comparación con el coste global de la infraestructura, que asciende a 800 millones de euros.

Limbo presupuestario
Pero los 30 millones permanecen en el limbo presupuestario y no se han traducido en ningún avance en el AVE ni el corredor de mercancías a su paso por la provincia. El presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIN), Enrique Verdeguer, admitió anteayer que el AVE Valencia-Castelló dependerá de la disponibilidad económica de Fomento. La titular de este ministerio, Ana Pastor, incumplió su compromiso de licitar en mayo las obras del tramo de alta velocidad, con lo que se desvanece la posibilidad de que sea una realidad en 2014.
El resto de partidas relevantes del presupuesto estatal de este año han ido a parar proyectos que ya estaban ejecución, como son las dos desaladoras, que tenían asignados 29 millones de euros.Las plantas aún no han entrado en funcionamiento.
Las grandes infraestructuras viarias pendientes tampoco han tenido ningún avance porque carecían de presupuesto y habrá que esperar varios años hasta que se ejecuten obras como el tramo norte de la autovía A-7 hasta Cataluña, el desdoblamiento de la N-340 Castelló-Orpesa o la reconversión en autovía de la N-232. Tampoco se ha avanzado en otros ámbitos como el de la protección de la costa frente a la regresión, otra de las promesas electorales de los populares de Castelló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.