Fabra admite que el aeropuerto tardará en abrir si no se logra un nivel de vuelos ‘aceptable’

CASTELLÓN | La Generalitat elabora un plan de viabilidad

 

  • Cifra entre un 10 y un 15% el ahorro previsto con el nuevo modelo sanitario
  • El jefe del Consell garantiza que no afectará a los ciudadanos

Europa Press | Valencia

Aeropuerto y Canal 9

Por otro lado, respecto al aeropuerto de Castellón, ha señalado que “lo que tenemos que hacer es ponerlo en marcha pero siempre que haya un número de aviones que lo hagan justificable”. Así, ha indicado que ahora “estamos mirando todas las certificaciones que son exigibles” y “a partir de ahí hacer un plan de viabilidad que permita dar contenido al aeropuerto y que haya un nivel de vuelos aceptables”.

Fabra ha apuntado que “si no es así vamos a tardar en ponerlo en marcha, pero estamos trabajado en ese sentido”. Con todo, ha apuntado que “si apareciera un inversor dispuesto a comprarlo nos sentaríamos a hablar con él”. Por último, sobre el futuro de Canal 9, ha comentado que “hay fórmulas mixtas” y que aunque el modelo “se está discutiendo pero posiblemente pueda haber una combinación de las dos cosas, parte público y en mayor medida saldrá a concesión, con lo que estará privatizada”.

Fabra ha recalcado que “hay que acomodar a las circunstancias actuales” ya que son 1.800 personas las que trabajan en Canal 9, más que Antena 3, la Sexta y Tele 5 juntas, por lo que “hay que adelgazar y hacer para hacer una televisión sostenible”.

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha destacado este miércoles que la privatización de la gestión sanitaria supondrá un ahorro de entre el 10 y el 15%, pero ha garantizado que “de ninguna manera afectará” a los ciudadanos, que “seguirán comprando que la Sanidad seguirá siendo gratuita, pública, accesible y universal”.

Así, lo ha señalado en una entrevista a Onda Cero en la que ha avanzado que se está elaborando un plan de viabilidad para el aeropuerto de Castellón, pero que si no se consigue un nivel de vuelos “aceptable” el aeródromo “tardará bastante” en ponerse en marcha, mientras que para Canal 9 ha defendido un modelo mixto en el que se mantenga un parte pública pero se privatice por concurso la mayor parte.

Fabra ha explicado que con el nuevo modelo sanitario el ciudadano “seguirá yendo al mismo hospital, le atenderá el mismo médico y recibirá el misma tratamiento”. Sin embrago, “todos aquellos servicios que hasta ahora se iban a dando de forma aislada a concesiones, como limpieza, seguridad o catering, ahora las concentramos en distintas áreas y se sacarán a concurso”, lo que han calculado que supondrá un ahorro del 10 al 15%. No obstante, ha destacado que todo el personal estatutario, funcionarios e interinos, y lo que es la inversión seguirá dependiendo de la Agencia Valenciana de la Salud.

Respecto a la ayuda que prestó el Gobierno central a la Comunidad para poder hacer frente a unos vencimientos de deuda, Fabra ha comentado: “todas estábamos necesitadas de esta comprensión y sensibilidad, que anteriormente no había, y por eso esos anticipos que se están produciendo y esos ajustes que permiten recortar los gastos y hacer sostenible los presupuestos de las autonomías”.

En ese sentido, ha explicado que “el problema” de todas las comunidades es que el nivel de ingresos “ha caído, mientras que el nivel de gasto sigue siendo el mismo”. En el caso de la Comunidad Valenciana las recaudaciones “han retrocedido hasta las de 2004 mientras que los gastos son los de 2012”, lo que “nos ha obligado a ajustar”.

‘Se hizo lo que se tenía que hacer

Preguntado por la herencia que ha recibido, el presidente del Consell ha expuesto que “cualquier análisis de lo que pasó hace un tiempo con los parámetros actuales no lo pasaría ninguna economía doméstica”. De hecho, ha comentado que lo que “hicimos hace seis años en nuestras casas ahora nos echaríamos las manos a la cabeza”. Así, ha señalado que las “circunstancias eran otras” porque “el crédito era fácil de conseguir, había muchos ingresos y se pensaba que esa situación se iba a dar siempre”.

“Se hizo lo que se tenía que hacer”, ha asegurado Fabra, quien ha argumentado además que “estamos mal financiados”. Por ello, ha incidido en que hay que crear una nueva Administración “más ágil y transparente para hacerla sostenible”.

En ese sentido, ha destacado los recortes que se está llevando a cabo “a todos los niveles”, entre los que ha destacado básicamente reducir la Administración de 46 empresas públicas a 6 entes públicos, lo que supondrá un ahorro de 130 millones, ajustes en Sanidad, incrementar algunos impuestos como el de Patrimonio que se destinará a políticas activas de creación de empleo, reducir la flota de vehículos, reducir cargo públicos. “Una Administración acorde a este momento”, ha señalado.

Al respecto, ha recalcado que “hay que hacer cosas aunque que no nos gusten para que esto salga adelante”. “Se llama responsabilidad y en ello estamos trabajando siendo muy conciertes del momentos en el que estamos, de que hay que ajustarnos a este nivel de déficit y a los requisitos marcados por el Gobierno”, ha recalcado.-

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *